NOTA DE PRENSA: La tragedia del 7-M deja al descubierto la inexistencia de recursos humanos en Guinea Ecuatorial

10 abril 2021
Autor:

Más de un mes después de las trágicas explosiones del día 7 de marzo, en el campamento militar de Nkoantoma, en Bata, que causaron ingentes pérdidas de vidas humanas e incalculables daños materiales, el Gobierno de Guinea Ecuatorial sigue sin dar una versión oficial de los hechos, mientras los países amigos le dan una lección … Continuar leyendo «NOTA DE PRENSA: La tragedia del 7-M deja al descubierto la inexistencia de recursos humanos en Guinea Ecuatorial»

Más de un mes después de las trágicas explosiones del día 7 de marzo, en el campamento militar de Nkoantoma, en Bata, que causaron ingentes pérdidas de vidas humanas e incalculables daños materiales, el Gobierno de Guinea Ecuatorial sigue sin dar una versión oficial de los hechos, mientras los países amigos le dan una lección de organización y buena gestión.

 

En efecto, la solidaridad internacional llegó a pocos días de los hechos en forma de ayuda de todo tipo, como, entre otras cosas, los hospitales de campaña instalados por Qatar y Congo Brazzaville, así como el apoyo logístico del ejército camerunés. El Teniente Coronel Kapi, jefe de la Brigada médica militar de la República del Congo, anunció que su equipo permanecería un mes en Bata con su hospital de campaña, de 20 camas, varios laboratorios y quirófanos para realizar diferentes tipos de operaciones traumatológicas, maxilofaciales, otorrinolaringológicas y parecidas, no solo a los afectados por el siniestro, sino también a cualquier ciudadano que requiriese alguna intervención quirúrgica o presentase problemas de salud.

 

A esta llamada están respondiendo masivamente los residentes de la ciudad de Bata, que acuden a recibir los servicios sanitarios de los militares congoleños, al tiempo que sus homólogos ecuatoguineanos hacen lo único que saben: poner trabas e imponer su autoridad a esos civiles necesitados de atenciones médicas.

 

La tragedia de Bata ha puesto de manifiesto las miserias del régimen de Malabo: mientras en 2014 Congo Brazzaville tenía una renta per cápita de 4.909 dólares y Camerún, 2.557, esos países tienen ejércitos organizados y preparados para ofrecer servicios sanitarios de tal calibre, Guinea Ecuatorial, con una renta de per cápita en el mismo año de 21.972 dólares, no tiene Sanidad Militar ni siquiera ambulancias y camillas para hacer frente a cualquier emergencia. Se pone aquí los datos de 2014 porque una inversión hecha entonces daría sus frutos en el día de hoy.

 

Estos datos ponen de manifiesto, entre otras cosas, que:

  1. El Gobierno de Guinea Ecuatorial no ha invertido los ingentes ingresos petroleros en la mejora del nivel de vida de su población, ni en la formación de los recursos humanos;
  2. La construcción de inmuebles inservibles en el país por el Gobierno, se debió solo a la necesidad que desviar fondos a los bolsillos de los dueños de las empresas constructoras que hicieron las obras;
  3. En caso de una tragedia similar en alguno de los países que ahora han ayuda a Guinea Ecuatorial, lo único que podría hacer este país es enviar millones de dólares, y no recursos humanos ni equipos sanitarios, y
  4. Más de un mes después de la tragedia de Nkoantoma, la población ecuatoguineana no ha visto a un solo oficial del ejército de su país interviniendo por televisión para hablar de los hechos, sino que han sido oficiales de ejércitos extranjeros los que han aparecido para demostrar que ellos sí están organizados y preparados a ayudar en caso de emergencia.

 

Malabo, 9 de abril de 2021

LA SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN DE CPDS