NOTA DE PRENSA: El gobierno de Guinea Ecuatorial retira la nacionalidad a los guineanos con doble nacionalidad que abandonan el país por el COVID-19

10 abril 2020
Autor:

Televisión Guinea Ecuatorial informó, el día 7 del actual mes de abril, de que más de 20 ciudadanos con doble nacionalidad, la guineana y la de otro país europeo (posiblemente la española), habían abandonado el país en un vuelo de Aire France autorizado a aterrizar en Malabo para repatriar a ciudadanos europeos residentes en Guinea … Continuar leyendo «NOTA DE PRENSA: El gobierno de Guinea Ecuatorial retira la nacionalidad a los guineanos con doble nacionalidad que abandonan el país por el COVID-19»

Televisión Guinea Ecuatorial informó, el día 7 del actual mes de abril, de que más de 20 ciudadanos con doble nacionalidad, la guineana y la de otro país europeo (posiblemente la española), habían abandonado el país en un vuelo de Aire France autorizado a aterrizar en Malabo para repatriar a ciudadanos europeos residentes en Guinea Ecuatorial a causa de la crisis del coronavirus, COVID-19. El día 8 del mismo mes, TVGE informó de otro vuelo, de Ethiopian Airlines, que había despegado de Malabo el mismo día con tres ciudadanos ecuatoguineanos con nacionalidad norteamericana a bordo, igualmente a causa de COVID-19. Lo más llamativo de ambas noticias fue el hecho de que los ciudadanos euatoguineanos, antes de abandonar el país, firmasen una declaración jurada renunciando “voluntariamente” a su nacionalidad. El acto lo oficiaba el Delegado Nacional de Seguridad, Robustiano Nguema, desplazado al aeropuerto de Malabo para la ocasión.

 

El día de ayer, 9 de abril, el gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), mediante una extensa nota de prensa titulada “EL OPORTUNISMO, LA CRISIS IDENTIDAD, LA TRAICIÓN Y EL ANTINACIONALISMO DE ALGUNOS ECUATOGUINEANOS”, publicada en la página web oficial del Gobierno de Guinea Ecuatorial, afirmaba que las autoridades policiales del Servicio de Fronteras del Aeropuerto de Malabo que supervisaron los vuelos “descubrieron que, entre los pasajeros, se encontraban veintitrés (23) ciudadanos ecuatoguineanos con doble nacionalidad…, que se disponían a abandonar -sin pudor ni remordimiento- nuestro país e incluso a sus propias familias.” La misma nota asegura que “las mismas autoridades se vieron tristemente sorprendidas al constatar, en el momento de proceder a la revisión de sus documentos, que dichas personas antes de abandonar nuestro país, habían procedido a RENUNCIAR OFICIALMENTE A LA NACIONALIDAD ECUATOGUINEANA, optando por mantener únicamente la otra de que disponían. Una formalidad requerida por los gobiernos europeos para solicitar la repatriación, y sin la cual, no podrían viajar a Europa”.

 

La nota de prensa del PDGE, así como la información dada por TVGE, no son más que maniobras de desinformación, pues es falso que esas personas hayan renunciado a su nacionalidad de forma voluntaria. Así lo han asegurado algunos de los afectados a través de familiares en Malabo. Por otra parte, fuentes diplomáticas consultadas por CPDS afirman que “es absolutamente falso que nuestros países hayan exigido a esas personas renunciar a su nacionalidad si querían viajar a Europa. Se hizo un vuelo por motivos humanitarios, y nadie, en su sano juicio, exigiría eso”.

 

La realidad es la siguiente: los pasajeros referidos, una vez que pasaron los trámites de los servicios de emigración del aeropuerto de Malabo, al llegar al túnel de embarque, se encontraron con el Delegado Nacional de Seguridad que les presentaba un impreso, en forma de declaración jurada, que debían firmar renunciando a la nacionalidad ecuatoguineana si querían abandonar el país. No les dieron otra opción. Muchos de ellos, como David Abaga Asangono, natural de Melén Onvang (Nsok-Nsomo), su mujer Mari Paz Nkú (nacida en Mongomo), y su hija de cuatro años, necesitaban regresar urgentemente a España. Los tres tenían la doble nacionalidad hispano-guineana porque la hija padece de una enfermedad crónica que le obliga a recibir atención médica especializada de forma periódica, motivo por el cual adquirieron la nacionalidad española y residen de manera alternativa entre España y Guinea Ecuatorial. La crisis del COVID-19 les sorprendió en Guinea Ecuatorial, en un momento en que, además, la niña tenía que recibir las atenciones médicas correspondientes. Y tras quedar bloqueados en Guinea Ecuatorial por la prohibición oficial de viajes al extranjero, el vuelo de Air France les cayó como maná del cielo y aprovecharon la oportunidad de volver a España.

 

El artículo 13-d, de la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial, reconoce el derecho a la libre circulación y residencia. Por su parte, según el artículo 13.1-2, “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.” Asimismo, su artículo 15.1-2 determina que “Toda persona tiene derecho a una nacionalidad. A nadie se le privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.”

 

En virtud de lo anterior, toda persona con doble nacionalidad, por instinto de supervivencia personal o por la necesidad de proteger a sus seres queridos, tiene el derecho de dejar uno de los países si estima que este no le garantiza los servicios sanitarios necesarios. Por lo tanto, tachar de “oportunistas, antinacionalistas o traidores” a los que hayan ejercido ese derecho, no solamente es exagerado y desproporcionado, sino que revela una actitud irresponsable y manipuladora. Como siempre, el partido en poder, con su espíritu intolerante propio de las dictaduras totalitarias, no admite que nadie pueda actuar o pensar al margen de sus “sabias orientaciones”. Y retirar la nacionalidad a esas personas no solo es inhumano, sino también viola la Constitución de Guinea Ecuatorial y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

Por otra parte, ¿por qué un partido político tiene que usar la página oficial del Gobierno para publicar sus comunicados y notas de prensa? Eso demuestra que la mente del PDGE sigue anclada en su pasado como partido único.

 

Para terminar, recordar al partido en poder que no es menos patriota el que abandona su país para refugiarse en otro por razones de salud, que aquel que saca fondos de su propio país para depositarlos o invertirlos en el extranjero mientras sus propios compatriotas no tienen trabajo.

 

 

Malabo, 10 de abril de 2020

LA SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN DE CPDS