La demagogia de “Espacios Europeos” contra CPDS y su Secretario General

23 diciembre 2021
Autor:

  Por Ángel-Obama OBIANG ESENG   Como siempre lo venimos manteniendo, la libertad de expresión es uno de los valores fundamentales de la democracia. La constatación de que las decisiones -entre ellas, la de elegir a los gobernantes, casi la más importante-  se tomaban tras haber abierto debates entre los que conformaban la ciudadanía de … Continuar leyendo «La demagogia de “Espacios Europeos” contra CPDS y su Secretario General»

 

Por Ángel-Obama OBIANG ESENG

 

Como siempre lo venimos manteniendo, la libertad de expresión es uno de los valores fundamentales de la democracia. La constatación de que las decisiones -entre ellas, la de elegir a los gobernantes, casi la más importante-  se tomaban tras haber abierto debates entre los que conformaban la ciudadanía de Atenas fue clave para el historiador Heródoto a la hora definir el fenómeno, hasta entonces no visto aún en la historia de las sociedades de la humanidad: el poder del pueblo. Pero, lamentablemente, el devenir de dicho fenómeno político -democracia- propició, a poco tiempo de empezar,  “…modos formalmente democráticos que responden realmente al servicio de los intereses de un grupo o una persona…”…una consecuencia de la lucha encarnizada de los personalismos entre la clase política…”[i],  que se calificó como demagogia.

 

El artículo Reflexiones del Secretario General del CPDS en torno al Congreso del PGE, de Andrés Esono Ondó, ha propiciado una oportunidad de zarandeo gratuito y de muy baja ralea en favor del diario digital “Espacios Europeos”, dirigido por un ciudadano español -que ya hizo negocios con Obiang en Guinea-, en un artículo publicado el 8/12/2021 titulado “La resaca del VII Congreso Ordinario del PDGE, Obiang busca apoyos de forma urgente”. El referido artículo constituye, para nosotros, una auténtica demagogia de poco calibre, como acabamos de hacer indicación. El espacio y momento aquí nos limitan, pero haremos todo lo posible para mostrar dicha deriva tan torpe de la democracia.

 

En la línea de la referida oportunidad de zarandeo de poca talla, aparte de ningunear el artículo y al autor del mismo -el señor Esono Ondo-, torpedea de manera obscena, contra el Secretario General y el partido que dirige, para intereses personalistas, la visión del artículo.  Veámoslo en seguida en palabras del propio articulista de «Espacios Europeos».

 

“…Reflexiones del secretario general del CPDS en torno al congreso del PDGE celebrado en Bata, llega a la conclusión de que el VII  Congreso Ordinario no ha sido un congreso, sino más bien una reunión dirigida para ensalzar la figura de Obiang. ¡Esono ha descubierto la pólvora! ¿Para qué son los congresos políticos?  … él (Esono) cree que sigue siendo diputado de la Cámara de Representantes del Pueblo, y que su partido, el CPDS, sigue levantándole la cara al dictador…”. “Da la impresión que las críticas que hace Esono van más bien tratando de demostrar que el PDGE no es democrático y ellos sí, es como si los dos partidos estuvieran compitiendo en una carrera, de las elecciones.” “Olvida Esono que él y otros líderes han ocupado sillones en la Cámara de Representantes del Pueblo, y que en más de una ocasión ha mantenido reuniones con el dictador, cuyo contenido solo conocen los dos.” “En definitiva, Obiang necesita soportes que le sigan avalando en su gestión de cara al exterior y precisa ´perchas´, en consecuencia pide el apoyo del CPDS, como seguro que lo estará haciendo con otros grupos políticos, sobre todo los que desde España  le molestan.”

 

En otro pasaje de su artículo, el conocido crítico de la trayectoria política de CPDS afirma: “señor Esono… Usted estudió Ciencias Políticas en la Universidad Complutense (Madrid) y en la UNED, al parecer es también profesor de esa institución, tiene además un bagaje político amplio en el PSOE, ha sido concejal en el Ayuntamiento de Malabo y viaja de acá para allá, gracias a que su partido está emparentado con el socialismo español e internacional. Por tanto, debería saber la existencia de la ley de hierro, o de la oligarquía, de los partidos políticos sobre la que el alemán Robert Michels escribió lo suyo”.

 

A este respecto, el articulista, cuando para criticar las reflexiones del secretario general de CPDS sobre el congreso del PDGE, mezcla la actividad profesional de Esono con su trayectoria política y la relaciona con el PSOE y el socialismo internacional, haciendo, además, referencia al sociólogo y politólogo fascista Robert Michels en relación a su teoría de la “ley de hierro de la oligarquía” -y no la «ley de hierro, o de la oligarquía», como erráticamente dice -en los partidos políticos, se ve claramente que ese señor, de conocidas simpatías con la ultraderecha española y el fascismo, lo que más le molesta no son las reflexiones de Esono, sino el simple hecho de ser socialista y tener parentesco ideológico con el PSOE. De hecho, todos sus artículos de crítica a CPDS llevan consigo ataques indirectos al PSOE y al gobierno socialista de turno, un partido centenario que tanto ha hecho por la democracia en España y al que los españoles han dado su confianza, una y otra vez, para gobernar el país durante décadas. Esono explicó cuáles eran los objetivos de un evento político que se precie de “Congreso”, sea del partido que sea, y la dinámica general en su desarrollo. Si el articulista de “Espacios Europeos” no comparte esa opinión, es libre de hacerlo, pero debe explicar qué es un congreso a su juicio. Y quede claro que cualquiera que haya estudiado Ciencias Políticas, conoce la obra de Michels y su famosa «ley de hierro de la oligarquía», pero es dudoso que se pueda hablar de esa ley en el PDGE ya que en este partido las decisiones no las toma un pequeño grupo de dirigentes, sino una sola persona, y es Obiang Nguema Mbasogo, lo que también pone de manifiesto Esono en su artículo.

 

Volviendo a sus críticas, no entiendo qué tiene de malo que el señor Esono reproche al PDGE su falta de democracia interna a pesar de que ya se conoce. Efectivamente, es por todos sabido que el PDGE no es un partido democrático, que Obiang no iba a anunciar ninguna novedad en beneficio de la democracia durante su congreso, y que lo visto en dicho evento era el puro culto a la personalidad del dictador. Sin embargo, ¿no deben ser criticados tales actuaciones por el mero hecho de que son harto conocidas?

 

Estamos totalmente de acuerdo con la necesidad de la libertad de expresión, una de las manifestaciones más importantes de la democracia, como queda ya dicho. Pero, al mismo tiempo, no debería dar paso a bajezas como mentir o decir falsedades: Esono Ondo, actual secretario de CPDS, no ha sido nunca diputado. El articulista de “Espacios Europeos” parece escribir más con el corazón que con la cabeza. Tampoco ha habido reuniones con el dictador que “…solo conocen los dos.” Y no puede este articulista probar que los otros grupos políticos, sobre todo de España, “molestan” para el cabeza y el partido objeto de sus diatribas.

 

Interesa a CPDS, para Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos, quitarse de encima la dictadura que, lamentablemente, llevamos soportando desde 1968, más de medio siglo. Si la fórmula para acabar con esta dictadura la tiene aquel simpatizante de la ultraderecha española, que la ponga sobre la mesa.

 

España es un país democrático en el que caben todas las opciones e ideas políticas no violentas, y es un campo amplio para que el autor del artículo contra Andrés Esono, pueda presentar una alternativa viable al PSOE, usando su medio de comunicación (“Espacios Europeos”), creando un partido político o apoyando a uno de los numerosos que existen en dicho país, y no encontrar el comodín de su resentimiento ideológico culpando a CPDS y a su secretario general, pues porque eso, como poco, es una demagogia infantil y barata.

 

 

 

[i]                FERNANDEZ DE BUJAN, F. y GARCÍA GARRIDO, M.: «Fundamentos Clásicos de la Democracia», pags. 76 y sigs.