La policía de Ayene maltrata al ex alcalde de la villa por orden de su sucesor en el cargo

2 agosto 2021
Autor:

  En el municipio de Ayene, distrito de Añisok, se acaba de vivir un episodio insólito entre militantes del gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), cuando, el pasado 15 de julio, Simón Nzobeya Osa, exalcalde del municipio, sufrió, en carne propia y en primera persona, las humillaciones y malos tratos que la aposición viene … Continuar leyendo «La policía de Ayene maltrata al ex alcalde de la villa por orden de su sucesor en el cargo»

 

En el municipio de Ayene, distrito de Añisok, se acaba de vivir un episodio insólito entre militantes del gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), cuando, el pasado 15 de julio, Simón Nzobeya Osa, exalcalde del municipio, sufrió, en carne propia y en primera persona, las humillaciones y malos tratos que la aposición viene denunciado y cuya existencia él negaba.

 

Don Simón y su sobrino Pablo entraron en el bar “Élite de Ayene” y se pusieron a gastarse las típicas bromas entre un tío materno y el sobrino: el tío reclamaba a su sobrino que le pagase los atrasos de las “mensualidades”, mientras el sobrino se “defendía” pidiendo a su tío lo suyo, que no le correspondieron el fin del año, etc. Mientras los dos hacían esas bromas compartiendo unas copas, de repente irrumpe en la conversación José Maria Nze Ecomo, actual alcalde del municipio que encontraba en el mismo bar, con el pretexto de que le estaban faltando al respeto, que él es autoridad y no tenían derecho a hacer bromas en su presencia siendo él el alcalde. Acto seguido, llamó al Sargento 1º Pedro Eyama Nzogo, comisario adjunto de Policía de Ayene, quien vino a detener a Simón Nzobeya Osa y a su sobrino Pablo.

 

Una  vez en la comisaria el comisario adjunto impuso al exalcalde una multa de 60.000 FCFA por gastar bromas a su sobrino en el bar y en presencia del alcalde. Simón Nzobeya Osa se opuso a pagarles el dinero allí, les pidió una nota de ingreso a fin de depositar el dinero en la Tesorería del Estado. Ante la negativa del señor Nsobeya, el comisario adjunto le propinó una brutal paliza hasta rasgarle sus vestimentas; le sacaron los 60.000 y sus documentos fueron requisados. La víctima, para salir de allí, tuvo que recurrir a conocidos del lugar para que que le dejasen prestado unos pantalones cortos.

 

Ante esta situación de indefensión y humillación, Simón Nzobeya Osa se presentó ante el comisario jefe de Añisok. El comisario se trasladó al lugar de los hechos para escuchar, en primera persona, las versiones del acalde José María Nze Ecomo y del sargento-comisario Pedro Eyama. El comisario jefe trató de calmar la situación recuperando el dinero y los documentos que el comisario adjunto le había sacado a Simón Nzobeya Osa, y que le pidieran perdón. Pero el actual alcalde del municipio no acudió a la reunión; se ausentó a propósito para no verse con Simón en dicho acto.

 

Así, pues, ciudadanos de Ayene, ya os habéis enterado: un nuevo delito acaba de ser tipificado por vuestro alcalde. A partir de ahora, queda prohibido gastar bromas en un bar en presencia de una autoridad. Los infractores serán sancionados con una multa de 60.000 francos y recibirán una generosa dosis de porrazos en el trasero, lo que significa que los bares dejan de ser un lugar de relajación, un espacio de tranquilidad, donde se puede comentar, reír, contar chistes, etc., porque nunca sabremos cuándo entra una autoridad. Y para más inri, nuestras autoridades, sobre todo en la periferia, apenas están en sus despachos, sino siempre en los bares.

 

Cuando miembros de la oposición denuncian esas violaciones de los derechos humanos que ocurren a diario en GE, los militantes y dirigentes del PDGE niegan la existencia de tales hechos y acusan a la oposición de querer manchar la “buena imagen” del país. Por eso hay que recordarles, ahora, a esos negacionistas del PDGE, que cuando ocupan cargos públicos siempre piensan que serán vitalicios y se afanan en hacer el mal a los demás. Estos, “los demás”, no siempre son de la oposición, sino también del mismo PDGE. Si no, que se lo pregunten al exalcalde de Ayene, Simón Nzobeya Osa.