El INAP desautoriza al Primer Ministro de Guinea Ecuatorial. ¿Qué le pasa a Obama Asué?

11 febrero 2021
Autor:

  El Instituto Nacional de Administración Pública de Guinea Ecuatorial (INAP), anunció ayer una oferta pública de empleo. Para uno de los puestos ofertados, se exige que los postulantes tengan los títulos de «Master o Doctor en Administración Pública». Como saben los entendidos, la mayoría de los especialistas en Administración Pública han cursado las carreras … Continuar leyendo «El INAP desautoriza al Primer Ministro de Guinea Ecuatorial. ¿Qué le pasa a Obama Asué?»

 

El Instituto Nacional de Administración Pública de Guinea Ecuatorial (INAP), anunció ayer una oferta pública de empleo. Para uno de los puestos ofertados, se exige que los postulantes tengan los títulos de «Master o Doctor en Administración Pública». Como saben los entendidos, la mayoría de los especialistas en Administración Pública han cursado las carreras de Ciencias Políticas y/o Derecho. Es paradójico que esa oferta de empleo se publique un día después de la reunión en la que el primer ministro Obama Asué dijo a los jóvenes: «hay que elegir carreras que mañana os puedan dar de comer, y no estudiar Derecho, Económicas… y Doctorado en Ciencias Políticas y esperar que el Gobierno te coloque…» El INAP depende del Ministerio de la Función Pública, cuyo titular, Eucario Bacale, estuvo presente en aquella reunión escuchando las barbaridades que soltaba su jefe.

 

¿Qué le pasa a Obama Asué? ¿Acudió a la reunión a hablar de empleo público sin saber qué puestos se ofertaban y qué requisitos se exigían para los mismos? La oferta del INAP es una bofetada al primer ministro. Nadie da lo que no tiene, y por eso no se espera que Obama Asué, sin formación académica adecuada, sepa para qué sirven las carreras universitarias en un país, como Guinea, necesitado de todo tipo de especialistas para su desarrollo. Pero es lamentable que un primer ministro tenga esas deficiencias; quizás Obama Asué sea el único primer ministro del mundo que no haya pisado un campus universitario. De ahí su desprecio a los licenciados, graduados y doctores.

 

Si hubiera prensa libre en Guinea Ecuatorial para poder replicar al Gobierno, muchos miembros del Gobierno se pensarían dos veces sus discursos antes de pronunciarlos.