COMUNICADO de CPDS sobre el manejo del Poder Judicial por parte del Gobierno

24 enero 2021
Autor:

  Como siempre ha venido ocurriendo, el Gobierno de la Nación, cuyo jefe es Teodoro Nguema Mbasogo, por los Decretos nº 005 y 006, ambos de fecha 15 del presente mes de enero,  nombra y  cesa  a los miembros de las funciones jurídicas y jurisdiccionales de Guinea Ecuatorial, ceses y nombramientos libres que mal disimulan … Continuar leyendo «COMUNICADO de CPDS sobre el manejo del Poder Judicial por parte del Gobierno»

 

Como siempre ha venido ocurriendo, el Gobierno de la Nación, cuyo jefe es Teodoro Nguema Mbasogo, por los Decretos nº 005 y 006, ambos de fecha 15 del presente mes de enero,  nombra y  cesa  a los miembros de las funciones jurídicas y jurisdiccionales de Guinea Ecuatorial, ceses y nombramientos libres que mal disimulan con  “…por el que se acuerda el traslado de algunos miembros del personal jurisdiccional y fiscalía…”, por una parte; y, por otra, por “…el que se acuerda el nombramiento de algunos miembros del personal jurisdiccional y fiscalía…”, de forma respectiva.

 

El partido CPDS, ante esa mano libre sobre el PODER JUDICIAL de parte del Presidente del país, denuncia dicho control, desde siempre, que no puede casarse con que la Administración colonial no dejara el país con una administración judicial y jurisdiccional, en condiciones, tal como pretende hacernos entender el Jefe del Estado.

 

Una de las exigencias mínimas de la democracia es la división o separación de los poderes, entre el Ejecutivo, el Judicial  y el Legislativo.

 

En efecto, si bien en la práctica la conformación y funcionamiento de los poderes, como se acaba de evocar, no es de total aislamiento de cada uno de los mismos, las posibles relaciones entre los tres no debe suponer un vaciamiento de poder en  favor de uno o unos en detrimento de otro u otros. En concreto, en Guinea Ecuatorial, el poder judicial, encargado de las funciones judiciales en sus respectivas jurisdicciones, no debe quedarse en total y libre albedrío del poder ejecutivo, como se acaba de hacer indicación. Por de pronto,  se echa en falta una carrera judicial, como debiera de ser para la necesaria seguridad jurídica en el país.

Así las cosas, los oportunos nombramientos no son más que la oportunidad de los “agraciados” para hacer “su agosto”, mientras se es juez, magistrado o cualquier otro cargo de esta manera accedido. Esto, a su vez, se convierte  en espada de Damocles  respecto del que los nombra y los cesa.

 

En evitación de la lacra del poder judicial que se acaba de hacer mención, CPDS exige al Gobierno de la nación institucionalizar un centro de formación de jueces que, después,  ejerzan y evolucionen en las funciones de la Administración de Justicia en Guinea Ecuatorial por méritos propios, y en función de las previsiones prestablecidas por dicha carrera, y no estar a merced del que los “nombra” y los “cesa”.

 

Malabo, 21 de enero de 2021

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL