Ha muerto Santiago Martin Engono a los 39 años

20 diciembre 2020
Autor:

      En la mañana del 14 de diciembre, nos dejaba Santiago Martín Engono Esono, secretario general de las Juventudes de CPDS y miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional del partido desde 2009. Desde que recibí la noticia, no he hecho más que darle la vuelta a mi cabeza preguntándome si es verdad, al … Continuar leyendo «Ha muerto Santiago Martin Engono a los 39 años»

 

Santiago Martin Engono, en la oficina de CPDS en Bata

 

 

En la mañana del 14 de diciembre, nos dejaba Santiago Martín Engono Esono, secretario general de las Juventudes de CPDS y miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional del partido desde 2009. Desde que recibí la noticia, no he hecho más que darle la vuelta a mi cabeza preguntándome si es verdad, al recordar, con tristeza, los momentos que compartimos en CPDS, el carisma de Santiago entre los jóvenes, su firmeza en la defensa de los valores democráticos y su relativa juventud.

 

Santiago Martin Engono Esono nació el 25 de julio de 1981 en Bata, donde hizo sus estudios primarios, secundarios y de Formación Profesional en Administración y Finanzas. Desde su temprana edad simpatizó con CPDS, a cuyos mítines empezó a asistir cuando apenas tenía catorce años de edad. Con dieciséis se integró en la organización de jóvenes del partido y, en 2003, con 18 años, formalizó su afiliación como militante. En 2002, asistió por primera vez en Madrid a un curso de formación política organizado por el Partido Socialista Obrero Español y dirigido a los jóvenes de CPDS; después asistiría a dos cursos más organizados por la Fundación Pablo Iglesias, afín al PSOE. En 2013 asistió, en Washington, a la cumbre celebrada por el entonces presidente americano Barack Obama y los jóvenes líderes africanos, celebrada en la Casa Blanca.

 

Su activismo militante y su don de gentes le granjearon la simpatía de los jóvenes del partido, que lo eligieron su secretario general en 2013, cargo que compaginaba con su puesto como miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional de CPDS. El entonces gobernador de la provincia de Litoral, Amado Nguema Owono, lo persiguió de modo feroz durante años, llegando a detenerlo y encarcelarlo en numerosas ocasiones; la última fue en 2015, por su participación en la campaña contra la CAN que organizó aquel año nuestro país por voluntad personal del general Obiang. Escribí entonces al gobernador Nguema Owono haciéndole responsable de lo que pudiera pasar con Santiago como consecuencia de dicha detención arbitraria.

 

Santy representó a CPDS en numerosos foros internacionales; la última vez fue en Ouagadougou (Burkina Faso) en 2018. Han sido muchos los mensajes de condolencia llegados a CPDS desde diferentes países. Todos los partidos políticos de la Alianza Progresista del África Central (APAC), han expresado su dolor por la desaparición de Santiago Martin, lo mismo que el Partido Socialdemócrata de Benin, liderado por Emanuel Golou, o el partido Libertad y Democracia para la República (LIDER), de Mamadou Koulibaly (Costa de Marfil). Se espera que sigan llegando más mensajes de condolencia. La prensa internacional también ha hecho eco de la noticia.

 

Como profesional, Santiago Martín Engono trabajaba en Aldeas Infantiles SOS, en su sede de Bata, donde deja una unánime opinión sobre su carácter afable, cordial y humano. En una emotiva carta-homenaje póstuma, dirigida a él por sus compañeros bajo título “En memoria de nuestro llorado compañero Santy”, todos coinciden en muchas cosas, sobre todo, en su carácter “sencillo, humilde, entrañable y sociable”. Añaden que Santy era “un gran humanista. Su vida es igual a su palabra, su porte exterior en sintonía con su interior. Amable, abierto, libre y bueno. Sabía pedir perdón y sabía perdonar. Trabajador incansable y amigo de todos: niños, jóvenes y gente de tercera edad. No tenía miedo a decir la verdad, luchador por el respeto de los derechos de los niños y de las familias más vulnerables de nuestra sociedad. Cercano de gente sencilla…” Sus compañeros señalan un hecho ilustrativo, y es que “en el momento en que colocaban el ataúd en el coche rumbo al cementerio, se oía el grito de una señora que decía: ‘Se fue nuestro Patrice Lumumba’, como para decir que era una persona de convicciones profundas, que optó por la libertad y no por la riqueza”.  Concluyen su homenaje afirmando que “tú siempre serás el gran Coordinador del Reforzamiento Familiar, has ayudado a muchos niños desamparados y ellos siempre se acordarán de ti porque tú siempre eres y serás un gran héroe”.

 

A sus 39 años de edad, deja en vida una viuda y seis hijos de poca edad, a quienes les será difícil entender cómo pudo fallecer su padre tan pronto.

 

Personalmente me siento golpeado. Santiago Martín fue un gran compañero y colaborador estrecho en la Comisión Ejecutiva Nacional de CPDS. Fueron muchas las experiencias compartidas por los dos no solo durante las giras realizadas por todo el país y los eventos organizados por CPDS, sino también por los numerosos viajes que hicimos juntos para representar a CPDS en diferentes foros internacionales, yo como secretario general de CPDS y él en calidad de responsable de los jóvenes del partido.

 

Y me sigo preguntando si es justo que una persona que se afilió a CPDS a los 16 años, ha pasado la mayor parte de su vida luchando por la democratización de Guinea Ecuatorial, renunciando a la vida fácil que el régimen ha inculcado como valor a los jóvenes de nuestro país, ha dedicado parte de su vida a los niños huérfanos y desamparados y ha trabajado duramente para sacar a su familia adelante, se nos vaya de una manera tan prematura como inexplicable.

 

A mis compañeros de la Comisión Ejecutiva Nacional, a los jóvenes y militantes de CPDS, solo me cabe decirles que se ha ido Santiago y de nada nos sirven los lamentos por su desaparición. El mejor homenaje que le podemos dispensar y la mejor manera de mantener vivo su recuerdo no es solo ayudar, como deber solidario, a la numerosa familia que ha dejado huérfana, sino también continuar, unidos, con firmeza y sin titubeos, la lucha emprendida por CPDS en 1990 y a la que se unió generosa y desinteresadamente Santiago Martín Engono Esono cuando solo era un adolescente.

 

Compañero, amigo, hermanito e hijo, te has ido, pero tu legado y el vacío que dejas te hacen inolvidable en CPDS. Descansa en paz.

 

Andrés Esono Ondo Okogo

Secretario General de CPDS