COMUNICADO: CPDS insta al Gobierno de Guinea Ecuatorial a convertir hoteles en centros educativos para subsanar la escasez de aulas de clase

26 agosto 2020
Autor:

Con la publicación del Decreto Número 54/2020, de fecha 4 de agosto, en su artículo 4º, inciso b) autorizando la apertura de los centros escolares a partir del 1 de septiembre, y de la Orden del Ministerio de Educación, Enseñanza Universitaria y Deportes, Número 3/2020, de fecha 10 de agosto, por la que se regula … Continuar leyendo «COMUNICADO: CPDS insta al Gobierno de Guinea Ecuatorial a convertir hoteles en centros educativos para subsanar la escasez de aulas de clase»

Con la publicación del Decreto Número 54/2020, de fecha 4 de agosto, en su artículo 4º, inciso b) autorizando la apertura de los centros escolares a partir del 1 de septiembre, y de la Orden del Ministerio de Educación, Enseñanza Universitaria y Deportes, Número 3/2020, de fecha 10 de agosto, por la que se regula el calendario escolar correspondiente al curso académico 2020/2021 en la República de Guinea Ecuatorial, queda claro que los centros educativos del ámbito nacional tendrán actividad educativa presencial en las aulas en estos momentos de la pandemia del coronavirus.

 

En los dos instrumentos normativos, se instruye a los centros en el cumplimiento de las normas impuestas por el Gobierno y la OMS para evitar el contagio y propagación de la COVID-19, como el lavado constante de las manos con abundante agua y jabón, el uso de los desinfectantes y mascarillas y el distanciamiento social, así como la reducción al 50% del aforo de las aulas, con el establecimiento de tres turnos: mañana, tarde y noche.

Sin embargo, estos dos instrumentos legales del Gobierno no aclaran aspectos muy importantes. En primer lugar, no hacen mención de cómo los centros educativos afrontarán los gastos derivados del establecimiento de diferentes turnos para que las aulas de esos centros no superen el aforo del 50% de su capacidad. El mantenimiento de la mitad del aforo en cada turno, supone contratar a nuevos docentes que cubrirían dichos turnos y mantener una enseñanza de calidad para no sobrecargar a los docentes con un incremento de la carga horaria en los centros.

 

En segundo lugar, teniendo en cuenta que casi todos los centros escolares, públicos y privados, ya tenían dos turnos de clases en los cursos anteriores, y que el aforo a partir de ahora será del 50%, al realizarse los tres turnos establecidos sin aumentar el número de aulas, una cuarta parte de los alumnos quedaría sin ir a clase por falta de espacio.

 

CONSIDERANDO que la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial, en su artículo 24, reconoce que la educación es un deber primordial del Estado;

 

CONSIDERANDO, asimismo, que el Ministerio de Educación tiene el sagrado deber y obligación constitucional de cumplir y hacer cumplir las políticas generales del Gobierno en materia de Educación, así como velar por el buen funcionamiento de los centros educativos en diferentes niveles y modalidades, todo ello para lograr una educación de calidad, y

 

TENIENDO EN CUENTA que, en momentos de emergencia, los Gobiernos adoptan medidas excepcionales para solucionar situaciones inusuales; que, en los momentos de bonanza económica derivada de la explotación de los recursos petrolíferos en Guinea Ecuatorial, un grupo reducido de ciudadanos se enriqueció en detrimento del resto de la población, y que la crisis sanitaria actual es oportunidad para que los referidos  ciudadanos apoyen a este país que tanto les dio,

 

Convergencia para la Democracia Social (CPDS) insta al Gobierno a adoptar las siguientes medidas adicionales para garantizar ese sagrado deber y obligación constitucional para que los centros educativos del ámbito nacional puedan desarrollar la actividad educativa con toda normalidad, utilizando tanto el Fondo Nacional de Emergencia contra el Coronavirus, como las ayudas concedidas por el BDAC y el FMI para los mismos fines:

PRIMERA: Contratar a unos QUINIENTOS DOCENTES complementarios para poder cubrir los nuevos turnos.

 

SEGUNDA: Contratar a nuevos sanitarios (auxiliares de enfermería), con el fin de  destinarlos a los centros educativos para velar por la higiene, vigilar y atender, mediante un protocolo establecido para los centros educativos, eventuales casos de coronavirus.

TERCERA: Debido a la escasez de aulas existente en el país, ocupar hoteles y convertirlos en centros educativos públicos para dar cabida a la masa estudiantil que, de lo contrario, se quedaría sin estudiar por falta de colegios. El Gobierno de Guinea Ecuatorial no debe permitir que los efectos de la COVID-19 dejen a un cuarto de niñas y niños ecuatoguineanos sin escolarizarse. La ocupación sería temporal a la espera de que el Gobierno disponga de espacios suficientes para atender a todos los alumnos.

 

Como ya sugirió CPDS al Gobierno en su propuesta de fecha 25 de marzo de 2020, este Partido  entiende que, para hacer frente común a situaciones de crisis social, sobre todo si se trata de una emergencia sanitaria de magnitud global, como es el caso de la COVID-19, es necesario que el Gobierno cuente con los partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil y la sociedad en su conjunto, no solo para repartir mascarillas, sino también para hacer propuestas constructivas.

 

Malabo, 25 de agosto de 2020

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL