CPDS acusa al Gobierno de Guinea Ecuatorial de favorecer la expansión de la COVID-19 en el país

3 junio 2020
Autor:

Al detectarse la presencia del coronavirus en Guinea Ecuatorial y los primeros contagios, el Gobierno empezó, a regañadientes, a publicar regularmente los casos de positivos de COVID-19 en el país, hasta que, al llegar a los 318 casos, el 28 de abril, decidió no volver a publicar los datos sobre la evolución de la pandemia … Continuar leyendo «CPDS acusa al Gobierno de Guinea Ecuatorial de favorecer la expansión de la COVID-19 en el país»

Al detectarse la presencia del coronavirus en Guinea Ecuatorial y los primeros contagios, el Gobierno empezó, a regañadientes, a publicar regularmente los casos de positivos de COVID-19 en el país, hasta que, al llegar a los 318 casos, el 28 de abril, decidió no volver a publicar los datos sobre la evolución de la pandemia en el país. Desde entonces, los medios de comunicación del Estado se limitan a informar de las reuniones de los Comités de lucha contra la COVID-19 en Guinea Ecuatorial, a recomendar las medidas de prevención y dar datos sobre la evolución de la pandemia en otros países, pero sin decir nada de Guinea Ecuatorial, como si el virus no existiera en nuestro país.

 

A partir de aquella fecha, la Organización Mundial de la Salud inició la publicación de los datos de contagios y fallecidos de la COVID-19, gracias a lo cual se supo que, hasta el día 24 de mayo, que el país había alcanzado ya los 1.043 casos positivos y 12 fallecidos. Pero, de repente, la OMS también dejó de publicar los datos, hasta hoy.

 

El Gobierno reestructuró el Comité Técnico con la incorporación de un Coordinador nacional, quien, el 29 de mayo, se presentó a los medios de comunicación con reproches a la OMS haciendo entender que esta organización internacional publicaba los datos de los contagios y fallecimientos sin la autorización del Gobierno de Guinea Ecuatorial y, además, falseándolos.

 

Ayer se supo, mediante un escrito del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación que circula por las redes sociales, que el Gobierno de Guinea Ecuatorial exigió, el día 28 de mayo, a la Oficina Regional de la OMS para África, sita en Brazzaville, el cese urgente de la representante de la OMS en nuestro país, la doctora Triphonie Nkurunziza, y su salida inmediata de Guinea Ecuatorial.

 

Todo esto responde a una estrategia diseñada por el Gobierno de Guinea Ecuatorial destinada a ocultar los datos sobre la evolución de la pandemia en el país y hacer creer a la población y al mundo entero que la pandemia está controlada en el país; nada más lejos de la verdad, como recientemente se lo han reprochado públicamente los senadores al Primer Ministro del país en una sesión extraordinaria de la Cámara Alta.

 

La consecuencia de esa estrategia, temeraria y sinsentido, es la creencia en la población de que la COVID-19 está superada o, simplemente, no existe en Guinea Ecuatorial, como lo revelan los audios que circulan por las redes sociales en los que se asegura que la COVID-19 no ha llegado al país. En el telediario de Televisión Guinea Ecuatorial de la noche de hoy, la vicepresidenta del Comité Técnico de Lucha y Respuesta al COVID-19, Mª Carmen Andeme Ela, declaró que los ciudadanos no están tomando conciencia de la gravedad de la situación al no creerse la existencia del coronavirus en el país. El resultado es que la población se relaja en las medidas de prevención y el virus se expande con toda celeridad entre los habitantes del país, como se constataría, si publicaran los verdaderos datos de las pruebas que se está tomando al azar y en instituciones.

 

Si la última información, ofrecida por la OMS el día 24 de mayo, revelaba que Guinea Ecuatorial ya había alcanzado 1.043 casos positivos y 12 fallecidos, siguiendo la progresión exponencial observada en las últimas semanas, es de temer que nuestro país haya alcanzado ya los dos mil contagios, o más, por COVID-19.

 

Expulsar a la Representante Residente de la OMS, aparte de su carácter poco sutil,  no puede ser la solución al grave problema que está afectando a toda la población de Guinea Ecuatorial. CPDS invita al Gobierno a la recapacitación y a adoptar políticas y comportamientos responsables  y compatibles con la dura realidad del momento.

 

CPDS hace responsable al Gobierno de Guinea Ecuatorial de las nefastas consecuencias que su estrategia de ocultación de datos pueda producir en la población ecuatoguineana.

 

Malabo, 02 de junio de 2020

LA SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN