Nguema Obiang Mangue promete comprar drones para luchar contra el coronavirus

28 abril 2020
Autor:

  Según medios de comunicación de Guinea Ecuatorial TVGE, Asonga, Radio Nacional, Página oficial del Gobierno), el pasado viernes, 24 de abril, se reunió el Comité Político de Lucha y Vigilancia contra el COVID-19, presidido por el vicepresidente de la República, Teodoro Nguema Obiang Mangué. Una de las decisiones tomadas es la inclusión de la … Continuar leyendo «Nguema Obiang Mangue promete comprar drones para luchar contra el coronavirus»

Teodoro Nguema Obiang Mangue, vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial

 

Según medios de comunicación de Guinea Ecuatorial TVGE, Asonga, Radio Nacional, Página oficial del Gobierno), el pasado viernes, 24 de abril, se reunió el Comité Político de Lucha y Vigilancia contra el COVID-19, presidido por el vicepresidente de la República, Teodoro Nguema Obiang Mangué. Una de las decisiones tomadas es la inclusión de la Sanidad Militar en dicho comité, a fin de reforzar los trabajos de contención del COVID-19, así como la adquisición de tests rápidos y material sanitario consistente en drones y pulverizadores para desinfectar espacios públicos desde el aire.

 

La idea de adquirir drones para desinfectar espacios públicos es absolutamente descabellada y carente de sentido, si tenemos en cuenta que faltan los materiales básicos en esa lucha, tanto para los sanitarios como para la población en general. Para los sanitarios, no hay equipos de protección, como trajes desechables, guantes y mascarillas; para los posibles enfermos, no hay hospitales habilitados para acogerlos ni, mucho menos, camas y equipos en las unidades de cuidados intensivos, y para la prevención, no hay tests rápidos para conocer, siquiera de forma aleatoria, la incidencia del virus para poder tomar medidas de aislamiento y tratamiento de los infectados.

 

La decisión del vicepresidente Nguema Obiang nos recuerda la famosa adquisición de gran cantidad de maquinaria agrícola cuando ocupaba la cartera de Agricultura y Bosques, hace unos tres lustros. En aquel entonces, se habló de una inversión de más de 20 millones de dólares para comprar, en Brasil, tractores, gradas y cosechadoras, entre otras máquinas. La maquinaria se trajo a Guinea Ecuatorial y se repartió a todos los distritos del país. No se hizo previamente ningún estudio de necesidades e idoneidad de dicha maquinaria adecuada a la agricultura de Guinea Ecuatorial, ni se formó a los técnicos que iban a manejar dichas máquinas. Una vez depositados esos artefactos en los patios de los ayuntamientos, nadie volvió a hablar del asunto y, por supuesto, la inversión hecha no sirvió para nada ni para nadie más que no fuesen los vendedores y los compradores.

 

Más de quince años después, hemos visto al viceministro de Agricultura en el puerto de Malabo, hace una semana, recibiendo unas lanchas procedentes de Camerún con hortalizas, frutas y verduras. Muy orgulloso, el ministro afirmó que era el éxito de gestión de su Gobierno.

 

Volviendo a la maquinaria adquirida en Brasil, nadie le exigió cuentas ni responsabilidades a Nguema Obiang por el gasto inútil realizado. Lo mismo podría ocurrir, en estos momentos, con la adquisición de los drones para luchar contra la pandemia del COVID-19. Al fin y al cabo, detrás de la mayoría de las decisiones que toma este régimen, siempre hay un interés económico personal, y no la búsqueda del bien común. Nadie sabrá cuánto dinero se ha librado para la compra, ni cuánto han costado los drones en realidad, y eso que no es lo primordial en estos momentos para luchar contra esta terrible pandemia.