NOTA DE PRENSA: réplica de CPDS al PDGE sobre Plácido Micó

22 abril 2020
Autor:

Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial (CPDS), sale al paso de la nota de prensa publicada ayer por el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), bajo título “Plácido Micó Abogo elige la crisis del COVID-19 para volver a la escena política”. En dicha nota, extensa como siempre, el partido gubernamental critica a Plácido … Continuar leyendo «NOTA DE PRENSA: réplica de CPDS al PDGE sobre Plácido Micó»

Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial (CPDS), sale al paso de la nota de prensa publicada ayer por el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), bajo título “Plácido Micó Abogo elige la crisis del COVID-19 para volver a la escena política”. En dicha nota, extensa como siempre, el partido gubernamental critica a Plácido Micó y afirma, entre otras cosas, que este fue expulsado de la Secretaría General de CPDS por sus compañeros.

 

Desde que empezó la crisis del coronavirus, Plácido Micó no se había pronunciado sobre la pandemia, y su intervención ha obedecido a la brutal ilegalidad con que el ministro de Sanidad trató a la enfermera Nuria Obono Ndong, y lo hizo con argumentos técnicos y jurídicos que ningún jurista con conocimientos sólidos en Derecho puede refutar. La vergüenza del suceso ha obligado al Gobierno a dar marcha atrás liberando a la enfermera injustamente encarcelada.

 

Por lo demás, decirle al PDGE que Plácido Micó Abogo decidió voluntaria y libremente renunciar a seguir al frente de CPDS y se apartó de la primera línea de la política, con el fin de dejar paso a otros compañeros, tras 19 años liderando el partido.

 

Ciertamente, esto es impensable en el PDGE, un partido en el que está arraigado el carácter vitalicio de los cargos. En efecto, su presidente fundador, que lidera el partido desde su creación en 1986, es también el presidente de la República más longevo del mundo con 41 años en el poder, y al que un congreso de su partido le declaró “Presidente Permanente” (evitando decir “vitalicio”, como lo fue Macías). Este apego a los cargos se observa también en el gobierno sustentado por el PDGE, donde hay ministros que llevan en el cargo, algunos en el mismo despacho, desde 1982, como Alejandro Evuna Owono Asangono, Juan Oló Mba Nzeng o Francisco Pascual Eyegue Obama Asué. Por eso al PDGE le sorprende que un partido, como CPDS, fundado en la clandestinidad en 1990, haya tenido ya tres líderes diferentes, elegidos democráticamente en sus congresos.

 

Una de las diferencias entre el PDGE y CPDS es que el partido de la antorcha se califica a sí mismo como “movimiento de masas”, con un solo hombre, “el mejor hombre”, y el que hace y deshace a su real antojo, mientras que CPDS es un partido de mujeres y hombres libres, que practican la democracia interna, la misma que quieren llevar a todo el país; un partido en el que todos los militantes eligen a una persona, mientras que, en el PDGE, es una persona la que elige a todos los demás.

 

El mayor problema del PDGE consiste en que, al ser un partido de masas con un solo hombre, “el mejor hombre”, corre el riesgo de desaparecer cuando desaparezca ese “mejor hombre”, mientras que CPDS ha sobrevivido, y seguirá sobreviviendo, a la marcha de sus líderes.

 

 

Malabo, 22 de abril de 2020

LA SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN.