COMUNICADO URGENTE: Joaquín Eló Ayeto ha vuelto a ser encerrado en una celda de aislamiento

5 enero 2020
Autor:

De fuentes de la cárcel de Black Beach, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), ha recibido la información de que Joaquín Eló Ayeto, Paysa, militante de esta formación política y activista de los derechos humanos, se encuentra encerrado en una minúscula celda, sin aseo, de dicha cárcel en régimen de incomunicación desde el día 2 … Continuar leyendo «COMUNICADO URGENTE: Joaquín Eló Ayeto ha vuelto a ser encerrado en una celda de aislamiento»

De fuentes de la cárcel de Black Beach, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), ha recibido la información de que Joaquín Eló Ayeto, Paysa, militante de esta formación política y activista de los derechos humanos, se encuentra encerrado en una minúscula celda, sin aseo, de dicha cárcel en régimen de incomunicación desde el día 2 de enero de 2020. Las mismas fuentes sospechan que ha sido nuevamente torturado.

 

Paysa fue arbitrariamente detenido el 25 de febrero de 2019 por siete efectivos armados, encabezados por el director general adjunto de la Seguridad Presidencial, el general de brigada Braulio Bakale, alias Awowo. Tras varios días en la comisaría central de policía de Malabo, donde había sido brutalmente torturado por dicho general, el juez de Instrucción número 1 de Malabo, Óscar Besekú Eñeso, en cumplimiento de las instrucciones de la Policía, ordenó su traslado a Black Beach, donde fue introducido en una celda de castigo, siendo de nuevo torturado. Estuvo dos meses incomunicado antes de ser trasladado a una celda común.

 

El pasado 21 de noviembre, se celebró un juicio oral contra Paysa a cargo del mismo juez Besekú. En dicho vergonzoso juicio, no hubo ninguna acusación clara contra él, pruebas, testigos ni siquiera la presencia del general que lo acusó. Tras la vista, el juez dijo que la sentencia saldría pocos días más tarde. Sin embargo, dicha sentencia sigue sin dictarse ya que, al parecer, el juez, sin autonomía ni poder de decisión, sigue esperando instrucciones de alguna autoridad superior para dictar sentencia.

 

El caso de Joaquín Eló es una prueba más de la ausencia del Estado de derecho en Guinea Ecuatorial, donde la voluntad del dictador Obiang es la ley que aplica, los derechos humanos se violan sistemáticamente y los tribunales son utilizados de forma descarada para aplastar a la oposición y a los defensores de los derechos humanos.

 

CPDS condena, una vez más, la situación en la que se encuentra Joaquín Eló, y hace un llamamiento a la Unión Europea, a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a Amnistía Internacional y a Human Rights Watch para pedir que condenen, igualmente, al régimen militar del General-Presidente Obiang y exigirle que cese en su sistemática violación de los derechos humanos.

 

Malabo, 4 de enero de 2020.

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL