COMUNICADO DE PRENSA: la Comisión Ejecutiva Nacional de CPDS celebra su última reunión ordinaria de 2019

8 diciembre 2019
Autor:

En la jornada de este sábado, 7 de diciembre de 2019, la Comisión Ejecutiva Nacional de Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial (CPDS), se ha reunido, en sesión ordinaria, para, entre otras cuestiones, analizar la situación política del país, que sigue marcada por una aguda crisis política, económica y social.   UNO. Entre … Continuar leyendo «COMUNICADO DE PRENSA: la Comisión Ejecutiva Nacional de CPDS celebra su última reunión ordinaria de 2019»

En la jornada de este sábado, 7 de diciembre de 2019, la Comisión Ejecutiva Nacional de Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial (CPDS), se ha reunido, en sesión ordinaria, para, entre otras cuestiones, analizar la situación política del país, que sigue marcada por una aguda crisis política, económica y social.

 

UNO. Entre los meses de marzo y mayo de 2019, se desarrolló en Bata un proceso judicial, carente de garantías procesales y plagado de irregularidades, contra los supuestos implicados en la tentativa de golpe de Estado de diciembre de 2017, protagonizada por elementos internos del régimen y militantes del gobernante Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, culminando dicho juicio con la condena de varias decenas de personas a penas que alcanzan los 96 años de prisión.

 

DOS. El 25 de febrero, fue detenido el militante de CPDS y activista de los derechos humanos Joaquín Eló Ayeto, bajo una falsa acusación de tentativa de asesinato al Jefe del Estado, acusación que fue variando con el tiempo, hasta convertirse en amenazas al Jefe del Estado. El juicio, calificado como “vergonzoso” por los letrados del activista, se celebró el 21 de noviembre, sin acusadores, testigos ni pruebas; la sentencia sigue sin dictarse, y CPDS exige la liberación inmediata de Joaquín Eló Ayeto.

 

TRES. El 11 de abril, el Secretario General de CPDS, Andrés Esono Ondo, fue detenido en Chad mientras asistía al congreso del partido hermano Unión Nacional por la Democracia y la Renovación (UNDR). La detención se produjo a raíz de unas acusaciones falsas enviadas a la policía de Chad por el Gobierno ecuatoguineano en el sentido de que Esono Ondo viajaba a aquel país para comprar armas, mercenarios y municiones para dar un golpe de Estado en Guinea Ecuatorial. Las presiones diplomáticas abortaron la operación, y Esono regresó libre al país.

 

CUATRO. El 11 de julio, las fuerzas de Seguridad detuvieron a nueve personas en Mikomeseng, entre ellas Luis Mba Esono, militante de CPDS. La petición de CPDS de un pronunciamiento por parte del Gobierno, dio lugar a la reunión de la Comisión de Vigilancia y Seguimiento del Pacto Nacional (formada por el Gobierno y los Partidos Políticos legalizados), celebrada en Bata el día 8 de agosto, durante la cual los representantes del Gobierno y del PDGE, lejos de informar a los partidos políticos de los hechos de Mikomeseng, se limitaron a amenazar a CPDS con su ilegalización, amenazas que no compartieron los demás partidos políticos. A día de hoy, el Gobierno no ha dado explicaciones sobre los motivos de dicha detención, ni ha permitido a los familiares ver a los detenidos, quienes permanecen en paradero desconocido. CPDS está tramitando la denuncia de los hechos ante el Parlamento ecuatoguineano, el Defensor del Pueblo, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos.

 

CINCO. Según informan las redes sociales y el prestigioso diario español EL PAÍS, el día 17 de noviembre, fueron detenidos en Sudán del Sur y trasladados clandestinamente a Malabo los ciudadanos ecuatoguineanos Martín Obiang Ondo, Bienvenido Ndong Ondo, Feliciano Efa y Julio Obama, estos dos últimos con nacionalidad española, pertenecientes todos al autodenominado Movimiento de Liberación Nacional III República, formado por los supuestos promotores de la tentativa de golpe de Estado de diciembre de 2017, con residencia en España. CPDS condena enérgicamente estos hechos y lamenta que, tres semanas después, el Gobierno de Guinea Ecuatorial siga sin confirmar ni desmentir unos hechos ilegales que atentan gravemente contra los derechos y libertades de las personas.

 

SEIS. Desde el mes de agosto, el interior del país está totalmente militarizado y, desde hace más de un mes, la República de Guinea Ecuatorial se encuentra en un estado de emergencia no declarada oficialmente, con un despliegue militar sin precedentes en la región continental del país y con la multiplicación de barreras de control en todas las carreteras, lo que dificulta la circulación de personas y mercancías. El Gobierno no ha dado explicaciones al Parlamento ni, mucho menos, a la población de Guinea Ecuatorial, a cuyos ciudadanos considera meros súbditos, sin derecho a saber lo que pasa en el país. CPDS ha pedido una reunión de la Comisión de Vigilancia y Seguimiento del Pacto Nacional para que el Gobierno informe a los partidos políticos.

 

SIETE. El Gobierno de Guinea Ecuatorial, sin sede fija, hoy en Malabo y mañana en Bata, lejos de abordar los problemas que afectan a los ciudadanos, como el desempleo, la inseguridad ciudadana y la pobreza, sigue adelante con su despilfarro y maniobras de distracción, como la organización de cumbres inservibles y la formación de comisiones para elaborar leyes contra la corrupción, en lugar de aplicar el Código Penal que castiga todos los comportamientos que dan lugar a actos de corrupción.

 

OCHO. En lo económico y social, el país está sumido en una crisis económica sin precedentes desde los inicios de la producción de hidrocarburos, crisis provocada por la corrupción generalizada en la Administración Pública y en el Gobierno, lo que ha dado lugar a una abultada deuda pública, con altísimas tasas de desempleo que han dejado a miles de familias sin medios para alimentarse, ni para el colegio y los medicamentos de los niños o pagar el alquiler de la casa. Las largas colas en las gasolineras por la intermitente falta de combustible, están acabando con la paciencia de los ciudadanos. La falta de divisas para pagar las importaciones y el cierre de la frontera con Camerún por el despliegue militar en la frontera con dicho país, han dado lugar a la escasez de alimentos básicos, como los huevos, la leche, el pan y las hortalizas, ya que Guinea Ecuatorial, al no producir gran cosa, necesita importar la mayoría de los productos necesarios para alimentar a su población.

 

NUEVE. La falta de programas de apoyo y atención a los jóvenes, así como la incapacidad de un sistema educativo de preparar los recursos humanos necesarios para el desarrollo integral del país, han dado lugar a un vertiginoso aumento de la delincuencia juvenil y de la criminalidad. Las detenciones masivas de jóvenes y adolescentes, exhibidos semanalmente por televisión como prueba de que la Policía hace bien su trabajo, es, en realidad, la prueba del fracaso del Gobierno del PDGE en la misión de garantizar un presente y un futuro de prosperidad para el pueblo de Guinea Ecuatorial.

 

DIEZ. El reciente despido masivo de los maestros y maestras que habían sido contratados en los últimos diez años por el Ministerio de Educación, es una prueba más del nulo interés del Gobierno del PDGE por la educación de su pueblo. Mientras los trabajos como la fontanería, la carpintería, la reparación de aparatos de frío y la mecánica en general, están siendo realizados por ciudadanos extranjeros, el Presidente Obiang prefiere enviar a sus jóvenes a las academias militares antes que proporcionarles la formación necesaria para su futuro.

 

ONCE. La tediosa y patética negociación con el Fondo Monetario Internacional para obtener asistencia financiera, sigue sin avanzar ya que el Gobierno, entre la desidia que le caracteriza y la esperanza de un rápido regreso del boom petrolífero, no parece decidido a cumplir las exigencias de austeridad y transparencia que le exige el FMI.

Ante esta crisis total en la que está sumido el país, la Comisión Ejecutiva Nacional de CPDS, reunida en Malabo el 7 de diciembre de 2019, insta al Jefe del Estado a iniciar, sin más dilación, un diálogo real con toda la oposición, que culmine con la disolución del actual Gobierno, la formación de un Gobierno de Transición y la organización y celebración de unas elecciones presidenciales, legislativas y municipales transparentes, libres y equitativas.

 

Malabo, 7 de diciembre de 2019.

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL