COMUNICADO: El PDGE intensifica su guerra sucia contra CPDS

28 agosto 2019
Autor:

Mientras la opinión pública está a la espera de que el Gobierno de Guinea Ecuatorial informe de las detenciones ocurridas en Mikomeseng el 10 de julio por unos hechos en los que se quiere involucrar a Convergencia para la Democracia Social (CPDS), pero sin prueba alguna, hoy asistimos a un nuevo capítulo de la guerra … Continuar leyendo «COMUNICADO: El PDGE intensifica su guerra sucia contra CPDS»

Mientras la opinión pública está a la espera de que el Gobierno de Guinea Ecuatorial informe de las detenciones ocurridas en Mikomeseng el 10 de julio por unos hechos en los que se quiere involucrar a Convergencia para la Democracia Social (CPDS), pero sin prueba alguna, hoy asistimos a un nuevo capítulo de la guerra sucia que el gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), lleva a cabo contra CPDS.

 

A través de la estatal Radiotelevisión Guinea Ecuatorial, de RTV Asonga, propiedad del Vicepresidente de la República, la página web del PDGE y de las redes sociales, nos hemos informado de que el artista Luis Mario Miko Engono, antiguo simpatizante de CPDS y últimamente militante del PDGE, falleció en el Hospital Regional de Bata en la madrugada de ayer, 27 de agosto. Todos estos medios acusan a CPDS de haber asesinado a Luis Mario. Mientras en su primer mensaje, sin firmar, el PDGE afirmaba que el artista falleció “como consecuencia de la brutal paliza sufrida hace dos semanas por miembros encapuchados de la formación CPDS”, y el presidente distrital de este partido en Bata hablaba de que el finado “había sufrido amenazas de su ex partido”, la Oficina Nacional del propio PDGE publicaba esta mañana que Luis Mario Mico Engono, que “tenía un extenso recorrido político iniciado en las filas del opositor CPDS”, murió asesinado, al ser “agredido, sin motivo aparente, por la noche y hace aproximadamente tres semanas en su barrio, por siete personas encapuchadas que le propinaron una paliza de tal magnitud que los médicos del Hospital Regional de Bata se extrañaron que pudiera llegar por su propio pie a urgencias”. En el mismo comunicado del PDGE, se asegura que “el clima hostil entre Mico Engono y sus antiguos compañeros llegó a los niveles más álgidos en los últimos meses, después de que compusiera una canción contra CPDS; creemos que esto ha tenido especial relevancia en su asesinato”.

 

Este mediodía, el Comisario Jefe Superior de Policía ha entrado en la Dirección del Hospital Regional de Bata, con un escrito firmado por el Director General Adjunto de Seguridad Nacional, mediante el cual se exige al Director del Hospital el informe médico del fallecido. Dicho informe, que ha sido confiscado, y al que ya había tenido acceso CPDS, establece como causas directas de la muerte de Luis Mario: “VIH/SIDA en estadio avanzado, síndrome intersticial producto de una neumonía, e insuficiencia respiratoria aguda”. Por su parte, el informe radiológico, fechado el 26 de agosto, no presenta ninguna alteración, lesión ósea ni en las partes blandas del esqueleto, pero sí un síndrome parenquimatoso intersticial del tipo retículo micro nodular difuso en ambos hemitórax, probablemente una tuberculosis.

 

Ante esta enésima infamia del partido en poder contra Convergencia para la Democracia Social, la cual no sorprende a ningún guineano por su tediosa repetición e infantilismo, CPDS desmiente, categóricamente, las acusaciones del PDGE, con los siguientes argumentos racionales:

 

PRIMERO: Si quienes, supuestamente, atacaron a Luis Mario eran “seis encapuchados”, o “siete personas encapuchadas” según diferentes versiones del mismo PDGE, ¿cómo pudieron ser identificadas esas personas como militantes de CPDS?

 

SEGUNDO: Si la supuesta agresión se produjo hace “aproximadamente dos semanas”, o “tres semanas”, ¿por qué se tardó tanto tiempo en dar a conocer los hechos, y sobre cuya fecha el propio PDGE no se pone de acuerdo? ¿Por qué el informe radiológico se hizo tres semanas después, tratándose de una persona que había recibido “una paliza de tal magnitud que los médicos del Hospital Regional de Bata se extrañaron que pudiera llegar por su propio pie a urgencias”? ¿Por qué el informe médico no revela lesión alguna, sino enfermedades que nada tienen que ver con una agresión física?

 

TERCERO: Llama la atención el hecho de que Luis Mario, al ingresar en el Hospital Regional de Bata, ocultase su verdadera identidad dando el falso nombre de José Miko Nguema, que aparece en su informe radiológico. Este detalle puede dar idea del personaje que nos ocupa.

 

CUARTO: El PDGE, como por desgracia nos tiene ya acostumbrados, miente cuando afirma que “el clima hostil entre Mico Engono y sus antiguos compañeros llegó a los niveles más álgidos en los últimos meses, después de que compusiera una canción contra CPDS; creemos que esto ha tenido especial relevancia en su asesinato”. La canción en cuestión, aplaudida y bailada públicamente por dirigentes del PDGE y miembros del Gobierno en los festejos del 3 de Agosto en Djibloho, está dedicada a insultar y difamar no sólo a CPDS, sino a la práctica totalidad de los dirigentes de la oposición: empieza insultando a Severo Moto, José Nve Eló, Gabriel Nzé Obiang, Rubén Clemente Nguema Engonga, Martín Obiang Ondo, y, además de una mención a otros dirigentes de CPDS, termina con una alusión a Andrés Esono Ondo como “el líder de un partido de corruptos”, lo que no molestó en absoluto a CPDS porque todos los corruptos del país, los que manejan los recursos del Estado, están en el PDGE.

 

Si alguien tuviera que tomar represalias contra Luis Mario por esta canción, cosa totalmente descartada, tendrían que ser todos los ofendidos, no solo CPDS, empezando por gente importante del régimen que se sintió aludida por esa infame canción, una canción patrocinada por el Secretario General del PDGE, quien apadrinó a Luis Mario solo para usarlo para sus fines políticos.

 

QUINTO: El PDGE no llora a Luis Mario, sino que utiliza maquiavélicamente su muerte para intentar hacer daño a CPDS. En efecto, si Luis Mario fuera un militante tan importante para el PDGE, no habría estado ingresado “dos o tres semanas” y muerto en la sala 4 de Medicina Interna del Hospital Regional de Bata, sino en el centro Médico La Paz o en un hospital de referencia en Europa, como otros ilustres hermanos militantes. Hacer aportaciones voluntarias millonarias después de su penosa muerte y enterrarlo en un ataúd de 800.000 FCFA, es un insulto a la decencia y a la inteligencia.

 

SEXTO: Desde su fundación, muchos militantes han dejado CPDS para irse al PDGE después de hacer daño al partido. Si CPDS jamás tomó represalias contra ninguno de ellos, ¿lo iba a hacer con una persona que, como Luis Mario, no tenía ningún peso político y solo fue simpatizante y compuso una canción electoral a este partido, cobrando por ello?

 

SÉPTIMO: Esta vergonzosa acusación, la enésima en cuatro años, es una prueba más de que el aparentemente gigante PDGE se siente muy pequeño frente a la acción política pacífica, inteligente y loable de CPDS, al que no podrá vencer con la legalidad en la mano, sino con el uso ilegal de la fuerza y de los recursos del Estado que pertenecen a todos los ciudadanos y ciudadanas de Guinea Ecuatorial.

 

OCTAVO: CPDS no se dejará intimidar nunca por las maniobras maquiavélicas y la guerra sucia desarrollada por el PDGE durante años contra este partido político, porque nuestra lucha política es legal, legítima y justa. Si el PDGE, que ha secuestrado a todos los poderes del Estado, consigue disolver a CPDS, nacerá otro partido para seguir la misma estela, o algunos de los partidos existentes desarrollarán la misma política. Se puede matar al mensajero, pero el mensaje seguirá vivo.

 

Malabo, 28 de agosto de 2019

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL DE CPDS