El régimen de Obiang quiere acabar con Andrés Esono a cualquier precio

28 junio 2019
Autor:

LA VERDAD Nº83 Desde que Andrés Esono Ondo fuera elegido Secretario General de CPDS, en el V Congreso de ese partido, celebrado en la ciudad de Bata en diciembre de 2013, Obiang y su régimen no han escatimado esfuerzos para intentar acabar física y políticamente con este sociólogo de carrera y el político que está … Continuar leyendo «El régimen de Obiang quiere acabar con Andrés Esono a cualquier precio»

LA VERDAD Nº83

Desde que Andrés Esono Ondo fuera elegido Secretario General de CPDS, en el V Congreso de ese partido, celebrado en la ciudad de Bata en diciembre de 2013, Obiang y su régimen no han escatimado esfuerzos para intentar acabar física y políticamente con este sociólogo de carrera y el político que está al frente del partido político, que hoy por hoy, representa la esperanza del pueblo, Convergencia para la Democracia Social.

Y es que la cuestión se remonta al año 2014, cuando Esono Ondo plantea al dictador Obiang y a todos los partidos políticos, del interior y del exilio, la necesidad de un diálogo nacional inclusivo para dar una salida pacífica y negociada a la tremenda situación política y económica que azota al país.

Obiang, siempre fiel a sí mismo, convoca la V Mesa de Diálogo, pero que resulta una maniobra engañosa, porque el dictador, en lugar de plantear en serio las cuestiones que afectan al país, intenta un simple lavado de su deteriorada imagen política. Consecuencia: Andrés Esono, junto con otros líderes, se levanta de la mesa, y el Diálogo, celebrado en noviembre de 2014, resulta un fracaso total.

Como medida de represalia  por este fracaso, el régimen acusa al líder de CPDS de haber ido a Guinea Conakri a comprar un enfermo de Ébola para traerlo a nuestro país y provocar una matanza durante la celebración de la CAN 2015. Una estúpida y rocambolesca acusación, sin pies ni cabeza, que acabó siendo la vergüenza de propios y extraños, y que trajo, como consecuencia, la disolución de todo el poder judicial (una auténtica aberración) un día antes del inicio del juicio del “caso Ébola”. Obiang y su régimen, avergonzados por tamaña mentira, juraron vengarse.

Y mientras el Gobierno seguía en su eterna conspiración contra el Secretario General de CPDS, este se dedicaba a su actividad política: reuniones con los diferentes órganos y estructuras del partido, giras políticas por todo el país, asistencia a varias reuniones de carácter internacional en el marco de la internacional Socialista, asistencia a invitaciones a congresos de partidos amigos…

Y, precisamente, de regreso a una de estas giras internacionales por América Latina y Europa, Esono Ondo es detenido en el aeropuerto de Malabo, esta vez acusado por la dictadura de haber ido a Bruselas (Bélgica) a comprar armas con el objetivo de perpetrar un Golpe de Estado en Guinea Ecuatorial. Otra burda y estúpida acusación, que resultó, como las otras, otra mentira y engaño al pueblo.

El régimen, avergonzado una y otra vez,  vuelve a jurar y se perjura en otra conspiración contra Andrés Esono. Y mientras, el Secretario General de CPDS, a lo suyo, que  es  proponer  soluciones políticas y pacíficas

para sacar al país del atolladero político en que Obiang y su régimen lo han metido, con una crisis económica sin precedentes, una economía prácticamente en bancarrota, una corrupción institucionalizada, y una eterna crisis política que condujo a la intentona  golpista de diciembre de 2017 por parte de miembros del propio régimen y del PDGE.

Andrés Esono hace propuestas políticas durante la VI Mesa de Diálogo político, entre ellas, la disolución del Gobierno del PDGE, al entender que ese gobierno había fracasado al no tener ni capacidad ni voluntad política para dar solución a los graves problemas del país, porque es el causante de los mismos, y la formación de un Gobierno de Unidad Nacional, que tuviera, como objetivo, poner en marcha una TRANSICIÓN POLITICA PACÍFICA, con la participación de todos los actores políticos del interior y la diáspora, la participación de la sociedad civil y de todos los sectores y sensibilidades de la sociedad guineana. El proceso terminaría con la convocatoria de unas elecciones libres y democráticas. Propuestas políticas de un hombre con sentido de Estado, cuyo único objetivo es buscar soluciones políticas en beneficio del pueblo guineano.

Pero, claro, a Obiang no le interesa una transición democrática, porque no le interesa ni la democracia, ni la libertad ni los derechos de los guineanos, ni la alternancia democrática en el poder. Porque Obiang y su régimen no  quieren que los guineanos tengan la posibilidad de elegir democráticamente a sus gobernantes, porque lo que quiere el señor Obiang es traspasar el poder a su hijo, como si Guinea Ecuatorial fuera una finca familiar. 

En definitiva, al final no hubo acuerdo entre la delegación del Gobierno y CPDS. Por eso el líder de este partido no firmó la engañosa Acta de la VI  Mesa de Diálogo, al constatar la nula voluntad política del régimen. Consecuencia: La VI Mesa de Dialogo fue otro fracaso rotundo.

A partir de aquí, Obiang y su camarilla se montan en cólera y deciden otra conspiración contra Andrés Esono. Esta vez iba ser algo muy gordo y en tierras extranjeras, muy lejos de Guinea Ecuatorial. A los guineanos les darían los hechos consumados. Y entonces montan la “OPERACIÓN N’DJAMENA”.

En abril de 2019, el líder de CPDS es invitado a Chad para participar, como ponente, en el Congreso de  la Unión Nacional para la Democracia y la Renovación (UNDR), principal partido de oposición en Chad, y miembro de la Internacional Socialista, como CPDS. Era la tercera vez que le invitaban a Andrés Esono a Chad.

En ese viaje encuentra la dictadura la oportunidad que esperaba. Elementos de la Agencia Nacional de Seguridad chadiana (los servicios de inteligencia del régimen de Idriss Déby), detienen al Secretario General de CPDS el 11 de abril, sin acusación formal alguna, tras ser alertados por el ministerio de Seguridad Exterior de Guinea Ecuatorial, en una maniobra propia de una organización mafiosa. Inmediatamente después de la detención, el Gobierno guineano se apresura a difundir un comunicado acusando a Andrés Esono de haber ido a Chad con el único objetivo de comprar armas, municiones y mercenarios para perpetrar un golpe de estado en Guinea Ecuatorial.

La acusación era tan grave y tan brutal que, viniendo de este oprobioso régimen, suponía la sentencia de muerte para el Secretario General de CPDS, lo que movilizó a toda la comunidad internacional. Los Gobiernos de España, Francia, Portugal, Alemania, EEUU y, sobre todo, la Unión Europea, se movilizaron como nunca se había visto para conseguir salvar la vida de Andrés Esono; su partido, CPDS, movió todos sus resortes para conseguir la liberación de su líder. La Liga Chadiana de Derechos Humanos también exigió su liberación, y hubo, asimismo, muestras de apoyo y solidaridad de partidos políticos como Ciudadanos por la Innovación en el interior del país, y personalidades en el exilio como Samuel Mba Mombe, Celestino Nvo Zang Okenve y Francisco Ela Abeme.

Tras dos semanas de secuestro y de intensa presión diplomática sobre el gobierno chadiano, Andrés Esono es liberado el 24 de abril, sin presentar acusación formal alguna contra él. Y el Secretario General de CPDS aterrizó en el aeropuerto internacional de Malabo a las 13:10h del día 25, a bordo de la compañía Ethiopian Airlines, siendo recibido por compañeros y militantes del partido y por el embajador español en Guinea Ecuatorial.

Antes de su liberación, las autoridades chadianas le dijeron lo que había pasado: el Gobierno de Guinea Ecuatorial les había dado una información falsa para que detuvieran a Esono, pero tras varios interrogatorios al líder de CPDS, se habían dado cuenta de que el Gobierno guineano les mentía y quería utilizarles para acabar con el dirigente opositor.

Conviene que los ciudadanos ecuatoguineanos sepan que Andrés Esono Ondo renunció a quedarse fuera del país y decidió a regresar a Guinea para mostrar así su inocencia y las mentiras de un régimen que es una desgracia para el pueblo de Guinea Ecuatorial. Su país es Guinea Ecuatorial, donde quiere seguir sufriendo al lado del pueblo y continuar con  su lucha política activa y pacífica por la democratización y la libertad del pueblo guineano.