Atanasio Ndong y la ingratitud de la política

12 noviembre 2018
Autor:

REDACCIÓN/WIKIPEDIA/ Atanasio Ndongo Miyono nació en 1928 en Egombegombe, Río Benito (hoy Mbini), siendo primo del que sería el primer arzobispo de Guinea Ecuatorial, Rafael María Nzé Abuy. Tras cursar estudios primarios fue internado en el Seminario de los padres claretianos de Banapá (Santa Isabel), donde se encontraría con otros inquietos jóvenes guineanos, algunos de … Continuar leyendo «Atanasio Ndong y la ingratitud de la política»

REDACCIÓN/WIKIPEDIA/

Atanasio Ndongo Miyono nació en 1928 en Egombegombe, Río Benito (hoy Mbini), siendo primo del que sería el primer arzobispo de Guinea Ecuatorial, Rafael María Nzé Abuy. Tras cursar estudios primarios fue internado en el Seminario de los padres claretianos de Banapá (Santa Isabel), donde se encontraría con otros inquietos jóvenes guineanos, algunos de los cuales, como Enrique Gori Molubela o Ildefonso Obama Oyana, terminarían jugando un papel importante en la vida política y social del país.

Muchos jóvenes guineanos entraban en el Seminario de Banapá no tanto para el sacerdocio, sino para adquirir una formación académica y ampliar un horizonte cultural que les abriese las puertas del futuro. Sin embargo, topan con otra realidad, y es que el proceso para su formación es lento y cerrado, a lo que hay que añadir una disciplina casi castrense con una escasa dieta alimenticia.

En 1951, los seminaristas se declaran en huelga para reclamar mejoras en las condiciones de vida del seminario y en la aclaración de su futuro académico. Los cabecillas son Atanasio Ndong y Enrique Gori. Ambos jóvenes están vinculados al naciente movimiento independentista Cruzada Nacional de Liberación de la Guinea Ecuatorial (CNLGE), que desaparecerá con el asesinato de su máximo representante, Acacio Mañe Ela, transformándose después en el Movimiento de Liberación de Guinea Ecuatorial (MONALIGE). El director del Seminario, el cura Nicolás Preboste (el mismo que traicionaría a Acacio Mañe años más tarde para su asesinato), enemigo acérrimo de los nacionalistas guineanos, acude a la Policía para denunciar una revuelta política protagonizada por aquellos dos. Como consecuencia, Ndong y Gori son expulsados del Seminario.

Mientras Gori se traslada a España para estudiar la carrera de Derecho, Ndong se desplaza a Bata, desde donde se escapa milagrosamente al vecino Gabón, aún en manos de Francia. Es el inicio de un exilio de quince intensos años.

En Libreville Atanasio funda, en 1954, el mencionado MONALIGE, que absorbe a la antigua CNLGE. Ndong es el secretario general y, desde 1959, se encarga de la edición y publicación de “Nkul Akong”, boletín del MONALIGE vinculado también a otro grupo menor, el FRELIGE, liderado por Adolfo Bikó.

Por aquel entonces, Atanasio se casa con una de las hijas del primer presidente gabonés, Léon Mba. Se separarían años después al abandonar Gabón.

Durante su exilio, Ndongo hizo varios cursos de Sociología y de Derecho, y aprendió inglés y francés. Queda por confirmar la información de que durante su estancia en Gabón, Atanasio se enrolase en la Gendarmería francesa, siendo posteriormente enviado a Indochina (hoy Vietman), por entonces colonia francesa, donde, entre los franceses y asiáticos se inicia un conflicto que desembocaría en la conocida guerra de Vietman. Mientras tanto, el MONALIGE ya ha tomado el relevo de la CNLGE, que en Fernando Poo aglutinaba a los más destacados políticos pro-independentistas, como Pastor Torao Sikara o Abilio Balboa Atkins. Torao es elegido Presidente honorífico del MONALIGE y Atanasio Ndong, el líder.

Ndong viaja a muchos países africanos recién independizados y visita a sus líderes. Son los viajes a Ghana, donde conoce al panafricanista Kwame Nkrumah, y a Guinea Conakry, siendo recibido por el otro panafricanista, Ahmed Sekou Touré.

Atanasio se exilia en Argelia bajo la cobertura de Mohamed Ben Bella, primer Presidente argelino tras la guerra de liberación contra Francia. El exilio argelino le da más oportunidades de viajar y conocer a otros líderes. En Argel conoce a Marthe Ekemeyong, viuda del independentista Félix Roland Moumié, enemigo de Amadou Ahidjo que había asesinado en Ginebra, Suiza, en misión secreta de su partido, UPC, y cuyo cadáver se hallaba embalsamado en Conakry ya que Ahidjo prohíbe que sea enterrado en Camerún. Atanasio se casa con Marthe, una activista política experimentada.

En 1965, la Selección de fútbol de Brasil, campeona del mundo en 1958 y 1962, liderada por Edson Amantes do Nascimento, Pelé, realiza una gira por África, ya que los africanos quieren ver al héroe de los negros, al rey del fútbol mundial. Después de su llegada a la capital argelina, y precisamente el día en que debían disputar un encuentro amistoso contra un combinado local, se produce el golpe militar que derroca al Presidente Ben Bella. El gobierno del nuevo hombre fuerte del régimen argelino, el Coronel Houri Boumedienne, comunica a Atanasio Ndong y a Martha Ekemeyong Moumié, que deben abandonar el país porque él no les va a ofrecer la misma protección que les proporcionaba su amigo Ben Bella.

Se trasladan, entonces, a Estados Unidos, país que les ofrece asilo político, y fijan su residencia en Nueva York. Aquí se unen a ellos varios estudiantes militantes del MONALIGE que estudiaban en Puerto Rico, entre ellos Adolfo Bikó y Tomás Mbuemangongo Melango. Consiguen unas becas de lay otros más, disfrutan de una beca de estudios para su formación universitaria.

En Nueva York, Atanasio conoce al reverendo Martin Luther King, un hombre dedicado al activismo en favor de los derechos civiles de los afroamericanos y preocupado por la situación de los países africanos bajo dominación colonial. Atanasio y sus compañeros son invitados a actos y mítines del reverendo King, siempre sentados en primera fila.

Ndong y sus compañeros aprovechan el exilio americano para denunciar a España ante las Naciones Unidas exigiendo la independencia de Guinea Ecuatorial, entrevistando a líderes africanos que asisten a las reuniones ordinarias de la Asamblea General de la ONU.

Dos años después de la constitución del Consejo de Gobierno (Gobierno autónomo), Atanasio regresa a Guinea Ecuatorial en 1966, siendo recibido por los dirigentes y entusiastas militantes del MONALIGE que lo habían esperado durante muchos años. Aquella tarde, le ofrecen una recepción en el restaurante “4 Ases”, en Santa Isabel, donde pronuncia un discurso. Poco después, se traslada a Río Muni para visitar a las viudas de Acacio Mañe y de Enrique Nvó, y visitar el pueblo del más veterano de los nacionalistas, Santiago Uganda.

En representación de su partido, participó en la Conferencia Constitucional (1967-1968) que elaboró la Constitución de Guinea Ecuatorial de 1968, en cuyo referéndum de aprobación, Ndong apostó por el Sí.

Tras la Conferencia Constitucional, Atanasio compone, en colaboración con Saturnino Ibongo, el Himno Nacional del futuro Estado independiente. El 21 de agosto de 1968, “¡Libertad!”, que es así como se llama el himno nacional, es cantado por primera vez, en público, en el Congreso del MONALIGE, celebrado en el salón de actos de la Escuela Superior de Santa Isabel.

En las elecciones del 22 de septiembre de 1968, obtuvo en la primera vuelta 18.223 votos, quedando en tercer lugar, sin opciones para la segunda vuelta. Ndong es consciente del daño que le han causado los miembros del Secretariado Conjunto, comandado por el demagogo y populista Macías; por lo tanto, cree que MONALIGE debe jugar un papel importante en el futuro Gobierno, pues le aterra la sola idea de ver a su partido relegado al papel de simple comparsa en los próximos cinco años.

Así las cosas, tras conocerse el resultado de las elecciones de la primera vuelta, se dirige a Bonifacio Ondo Edu, candidato del MUNGE que se enfrentará el 29 de septiembre a un Macías que ha ganado la primera vuelta; ofrece apoyo a Ondo Edu a cambio de formar un gobierno de coalición en caso de victoria. Ondo rechaza la oferta de Ndong, y este se ve obligado a aliarse con Macías, quien acepta no solo su apoyo, sino la exigencia de formar un gobierno de coalición con todos.

Tras la victoria de Macías el 29 de septiembre, este forma, efectivamente, el gobierno prometido, con la participación de todos los partidos políticos, y en el que Ondo Edu es el gran ausente. Al MONALIGE le corresponde la cartera de Asuntos Exteriores, ocupada por el propio Ndong; además, Pastor Torao, presidente del MONALIGE, ocupa la presidencia de la Asamblea Nacional; Saturnino Ibongo, secretario de Relaciones Internacionales, es nombrado embajador ante la ONU, mientras a Armando Balboa, responsable de jóvenes del partido, le corresponde el importante puesto de director de Radiotelevisión Guinea Ecuatorial.

A principios del año 1969, se produce una crisis diplomática con España no solo por el incidente de las banderas (que se narra en el artículo sobre el frustrado golpe de Estado de Atanasio), sino también por el acoso a los ciudadanos españoles residentes en Guinea.

El 5 de marzo, Ndong intenta, mediante un golpe incruento, derrocar a Macías quien, con el apoyo de sus jóvenes seguidores, sorprende al ministro en el palacio defenestrándolo. Aquella misma mañana, se inicia una feroz persecución contra los dirigentes del MONALIGE y seguidores de Atanasio, como los hermanos Armando y Norberto Balboa, que son asesinados sin contemplaciones, mientras el mismo Ndong es trasladado al hospital tras ser brutalmente apaleado. El mismo día, muere Saturnino Ibongo.

El 22 de marzo, Atanasio Ndong Miyono deja de ser, oficialmente, ministro de Asuntos Exteriores, muriendo sin atención médica el 26 de marzo.

Su mujer, Marthe Ekemeyong Moumié, es salvajemente torturada por un grupo de juventudes en Marcha con Macías. Encarcelada durante tres meses, es deportada a Camerún en contra de su voluntad, y no a Guinea Conakry, donde ella misma prefería y donde descansaban los restos de Félix Roland Moumié. Muere asesinada en Ebolowa, el 8 de enero de 2009, a manos, supuestamente, de un joven delincuente.