Discurso del Secretario General de CPDS ante la VI Mesa de Diálogo

14 agosto 2018
Autor:

Señor Moderador y resto de miembros de la Mesa, Distinguidos diplomáticos y Representantes de la Comunidad internacional, Estimados representantes de la Sociedad Civil, Queridos compañeros de los Partidos Políticos, Convergencia Para la Democracia Social (CPDS), en sus veintiocho años de existencia en la realidad política de nuestro país, es consciente del delicado momento que atraviesa la República de Guinea Ecuatorial en el momento de cumplir sus cincuenta años de vida como Estado soberano, y ASUME plenamente, con todas las consecuencias, el postulado de que todos los problemas que, de hecho y de derecho, surgen en la convivencia de cualquiera sociedad humana, derivados de conflictos de intereses de todo tipo, incluida la gestión del bien común , sólo pueden resolverse pacíficamente mediante el DIÁLOGO.

Es por lo que CPDS saluda y aplaude la iniciativa del Presidente de la República, de convocar oportunamente esta MESA DE DIÁLOGO NACIONAL,  y lo hace además, teniendo en cuenta la consideración de que “toda queja política encierra supuestamente la falta de un derecho básico que demande el Pueblo”, para que “con carácter general entre el Gobierno, Instituciones Públicas, Partidos Políticos legalizados, Líderes y Activistas Políticos y la Sociedad Civil”, lleven a cabo un “régimen de discusiones de la Ronda de Negociaciones con absoluta libertad, sin limitaciones ni restricciones, teniendo por objeto definir toda circunstancia, causa o actitudes que violen los derechos y libertades fundamentales del ciudadano susceptibles de alterar la paz, armonía, reconciliación y solidaridad del Pueblo”. Son palabras textuales del Jefe del Estado en su discurso de anuncio de este Diálogo.

Por lo tanto, CPDS ha acudido a esta Mesa de Diálogo del Cincuentenario de la Independencia de Guinea Ecuatorial con espíritu constructivo y animado por esas citadas palabras del Jefe del Estado, con la esperanza de que, esta vez sí, y a diferencia de Mesas de Diálogo anteriores, fueran abordados todos los problemas que acucian al pueblo de Guinea Ecuatorial, y que los acuerdos adoptados, mediante consenso, sean respetados y cumplidos por quien tiene en su poder los instrumentos políticos, jurídicos y económicos del Estado para ello, es decir el Gobierno. Por eso empiezo apelando a su sinceridad y buena voluntad, pues CPDS ha participado en este foro con un convencimiento total de la necesidad de anclar los poderes públicos desde la base que fundamenta nuestra soberanía nacional, los cimientos para RECONSTRUIR nuestro País, la REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL, conformándolo en un real y verdadero ESTADO SOBERANO, INDEPENDIENTE, REPUBLICANO, SOCIAL Y DEMOCRÁTICO DE DERECHO, tal como lo recogen los artículos 1 y 2 de la Ley Fundamental, según los cuales la soberanía pertenece al pueblo, el cual la ejerce a través del sufragio universal. De ella emanan los poderes públicos que se ejercen en las condiciones que esta Ley Fundamental y otras leyes determinan. Ninguna fracción del pueblo o individuo puede atribuirse el ejercicio de la soberanía nacional”.

Experiencias de Mesas anteriores.

Entre febrero y marzo de 1993, el Gobierno de Guinea Ecuatorial y los partidos políticos legalizados negociaron en Pacto Nacional Vinculante, que ha dado lugar a lo que, desde 2014, se conoce como “Mesas de Diálogo Nacional”. Durante dicho Pacto Nacional, ambas partes adoptaron numerosos acuerdos que tenían, como objetivo, hacer avanzar el proceso de democratización y facilitar el ejercicio de derechos y libertades de  los ciudadanos y de los partidos políticos.

El incumplimiento sistemático de todos esos acuerdos dio lugar a la necesidad de revisar dichos acuerdos, revisión que se ha hecho en cuatro ocasiones más sin que el proceso pueda avanzar. En la Mesa de Diálogo de 2014, para la que CPDS trabajó con todo entusiasmo, este partido y otros grupos propusieron a la delegación del Gobierno varios puntos en el Orden del Día, puntos para debatir todos los problemas políticos, económicos y sociales que han conducido al país a la situación actual. La negativa del Gobierno a hablar de asuntos que no fueran la mera revisión de cuatro leyes, cuatro veces revisadas en las cuatro mesas anteriores, provocó el abandono de CPDS de la V Mesa de Diálogo que, a la vista de los resultados actuales, ha sido un fracaso, un fracaso porque, además de la legalización de cinco partidos políticos, uno de ellos ahora ilegalizado, ¿cuál ha sido el otro resultado positivo de la V Mesa de Diálogo? A juicio de CPDS, NINGUNO, pues el proceso retrocede y se afianza un sistema de partido único de hecho. Los resultados de las elecciones presidenciales de 2016, así como las municipales y legislativas de 2017, así lo demuestran, con más del 95% de los votos del partido en poder y dejando fuera de todas las instituciones a los partidos de la oposición.

¿Por qué hemos llegado a la actual crisis total?

Sencillamente, por la falta de voluntad política del Gobierno para cumplir los Acuerdos adoptados con la oposición.

Los principales incumplimientos son:

  1. El Acuerdo 6º del Pacto Nacional Vinculante, firmado en 1993, garantiza el acceso de los partidos políticos legalizados a los Medios de Comunicación propiedad del Estado. Sin embargo, los partidos políticos de la oposición siguen sin acceder a dichos medios, y la Radiotelevisión Guinea Ecuatorial está secuestrada por el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, que la ha sometido a su servicio en intereses.

Ni se permite a la oposición acceder a los medios de comunicación del Estado, ni, mucho menos, se le permite disponer de sus propios medios audiovisuales. En agosto de 2008, mientras mi partido político estaba solicitando autorización para instalar una emisora de radio de FM por la imposibilidad de usar los medios públicos, las fuerzas de Seguridad del Estado asaltaron la sede de este partido político para requisar dicha emisora de radio. Por otra parte, está bloqueado el acceso a las páginas de los partidos políticos de la oposición en internet, así como de medios de comunicación extranjeros críticos con el régimen. También está bloqueado el acceso a las redes sociales. CPDS EXIGE DESDE AQUÍ LA LEGALIZACIÓN DE SU EMISORA DE RADIO, así como el desbloqueo de las redes sociales.

  1. No hay libertad de reunión ni de manifestación, a pesar del Acuerdo 7º de dicho Pacto, que garantiza el cumplimiento del artículo 13 de la Ley Fundamental sobre derechos y libertades, y pese a la existencia de una ley de Manifestación y Reunión que permite a los partidos políticos celebrar mítines públicos y manifestarse pacíficamente.
  2. El mismo acuerdo prohíbe al gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial el cobro de cuotas obligatorias a los funcionarios y trabajadores directamente de sus nóminas. 25 años después, y pese a las numerosas revisiones del PN, el PDGE sigue cobrando las cuotas a todos los trabajadores sin excepción y a través de sus nóminas.

Y podríamos seguir relatando más incumplimientos si dispusiéramos de tiempo suficiente para ello.

Por estos incumplimientos hemos llegado a la difícil situación actual:

  1. Discriminación laboral por razones políticas. Para acceder a un puesto de trabajo en Guinea Ecuatorial, en una empresa o en la Administración Pública, es obligatorio ser militante del partido gubernamental. Con esta medida, se condena a la miseria y a la exclusión social a una gran parte de la población, solo por pensar diferente al partido en poder.
  2. Nepotismo a ultranza. Tenemos un Gobierno familiar, en el que padres e hijos comparten el Consejo de Ministros. Todos los mandos de las Fuerzas Armadas y de la Seguridad del Estados, los altos cargos de la Administración Pública y de las empresas públicas, los ocupan hijos de ministros, dirigentes del PDGE y y afines a la familia del Presidente de la República, convirtiendo, así, al país en un patrimonio familiar, ignorando los derechos del resto de ciudadanos y ciudadanas.
  3. No hay sindicatos ni organizaciones independientes de la sociedad civil. Pese a la existencia de una Ley que data del año 1990, no se ha legalizado ni un solo sindicato en Guinea Ecuatorial, lo que deja en absoluta indefensión a los trabajadores a la hora de intentar defender sus intereses. Por otra parte, no hay organizaciones independientes de la sociedad civil, pues las pocas que existen sufren acoso permanente para convertirlas en apéndices del partido en poder.
  4. Persecución y acoso permanente a la oposición. A pesar de ser un país pequeño con menos de un millón de habitantes, en Guinea Ecuatorial siempre hay presos políticos, y la oposición, tanto interna como externa, se ve acosada por la política de secuestros puesta en práctica por el régimen. Por ejemplo, entre 2004 y 2008, fueron secuestrados desde el exilio y conducidos clandestinamente a Guinea Ecuatorial, más de diez opositores, siendo cuatro de ellos ejecutados. Y en diciembre de 2013, fue secuestrado en Nigeria el ex oficial del Ejército Cipriano Nguema Mba, exiliado en Bélgica. Tras su traslado clandestino a Guinea Ecuatorial, han sido detenidos, encarcelados y torturados varios de sus familiares y conocidos. Con ocasión de esta VI Mesa de Diálogo, el Jefe del Estado decretó una Amnistía para liberar a todos los presos políticos, pero hasta ahora, 16 días después de dicha amnistía, siguen sin ser liberados los presos políticos. El Gobierno argumenta falsas razones administrativas. CPDS EXIGE LA LIBERACIÓN DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS ANTES DE LA CLAUSURA DE ESTA MESA DE DIÁLOGO. Lo decimos en voz alta y en este foro-
  5. División y destrucción de los partidos políticos de la oposición. El régimen se ha ocupado con absoluto empeño y dedicados grandes recursos para destruir a los partidos de la oposición, creando facciones entre los mismos o comprando a sus líderes.
  6. Elecciones fraudulentas sistemáticas para perpetuar la dictadura, elecciones en las que se destacan el voto público, el censo electoral truncado, la administración electoral en manos del partido en poder, la militarización de las elecciones y todo tipo de abusos. Con estas prácticas, se ha dado una vuelta al sistema de partido único, pues el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), en poder, acapara todos los recursos del Estado: edificios, medios de locomoción, medios de comunicación, etc.
  7. Injusta distribución de la riqueza nacional, en la que un grupo reducido de ciudadanos acapara la inmensa mayoría de los ingentes recursos procedentes de la explotación de hidrocarburos. No hay políticas sociales para procurar el mínimo bienestar de la población. No se ha invertido en la construcción de hospitales ni en la mejora de la asistencia primaria de salud y hospitalaria. No hay medicamentos ni equipamientos para operaciones quirúrgicas complicadas, ni para pruebas y análisis básicos en todos los hospitales. Los únicos centros médicos decentes del país, los llamados “La Paz”, en Bata y Malabo (construidos con fondos públicos), y el “Guadalupe”, son privados, y a ellos solo pueden acceder los ciudadanos con muchos recursos, que son los mismos que acaparan el poder político y económico. En Guinea Ecuatorial, quien no tenga dinero para curarse se muere. Estamos viendo por televisión a niños retenidos como rehenes en el centro médico LA PAZ porque sus padres no pueden pagar los gastos de su hospitalización.

En cuanto a la Educación, tampoco se ha invertido en la construcción de escuelas pese al aumento progresivo de la población estudiantil. Todo lo contrario: se están cerrando centros públicos, como el colegio Enrique Nvó en Bata, o el Héroe Lubá, en Malabo. Las instalaciones de este último han sido adjudicadas a un particular para uso privado. En los centros de enseñanza primaria y secundaria, hay masificación en las aulas, tanto que un solo maestro tiene que atender a uno o varios grupos de más de cien alumnos cada uno, debiendo compatibilizar su trabajo con empleos suplementarios para poder llegar a fin de mes, debido a los míseros salarios que reciben los maestros y profesores, en particular, y todos los funcionarios, en general. Los resultados de la prueba de Selectividad de los últimos años, son la prueba de lo que aquí decimos.

CPDS propone la creación de un abultado programa de becas para todos los estudiantes, especialmente aquellos pertenecientes a las familias más desfavorecidas.

El Gobierno ha construido miles de viviendas, mal  llamadas “sociales”; una parte de las mismas han sido acaparadas por los hombres del poder, que son también los propietarios de las numerosas mansiones privadas existentes en todo el país. Hay miles de ciudadanos que pagaron dichas viviendas hace muchos años, pero no les han sido adjudicadas ni les ha sido devuelto el dinero que adelantaron.

CPDS pide al Gobierno que sean entregadas las viviendas a todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que ya las pagaron y que aún no las han recibido.

En las ciudades más habitadas del país, no existe agua potable, y el agua corriente alcanza pocas viviendas y en cantidades insuficientes.

La delincuencia prolifera por todo el país. Las imágenes de niños y adolescentes armados de machetes, cuchillos y estacas, que vemos todos los días por televisión, no solo demuestran que las Fuerzas de Seguridad hacen bien su trabajo, sino que en Guinea la delincuencia juvenil ya es una realidad, una triste realidad, que va a más conforme se agudiza la crisis. Son las consecuencias del mal Gobierno del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial y su Presidente Fundador.

En estas condiciones, se ha celebra esta VI Mesa de Diálogo Nacional, en un momento de aguda crisis política, económica y social.

La situación descrita, con el empobrecimiento progresivo de la población, las injusticias, los míseros salarios de los funcionarios, el desempleo masivo de los jóvenes y la delincuencia juvenil e inseguridad ciudadana, los padres pobres que no pueden pagar el colegio de sus hijos, todo esto frente a los escándalos de corrupción y exhibición de riquezas por parte de miembros del Gobierno del PDGE y de la familia presidencial, ha causado un malestar generalizado en el país. El mismo Jefe del Estado, que en su aludido discurso habla de “lagunas” en el proceso de democratización, cree que estas están en el origen de las tentativas y actos de desestabilización que viene sufriendo en país en los últimos años. Los hechos del pasado 24 de diciembre son prueba de ello.

¿Qué espera CPDS de esta VI Mesa de Diálogo?

Pues CPDS ha estado aquí, durante estos cinco días, con la firme voluntad de dialogar y con la esperanza de que se discutieran y debatiesen, en profundidad y con seriedad, los verdaderos problemas del país, sus causas y consecuencias. Hemos tocado muchos problemas, pero sin profundizar porque cuatro días no dan para discutir tantos asuntos, y hemos hecho varias propuestas que, por la experiencia de un cuarto de siglo de incumplimientos y engaños, no creemos que el Gobierno vaya a cumplir.

Por este motivo, proponemos que esta Mesa de Diálogo culmine con el inicio de un NUEVO PROCESO DE TRANSICIÓN POLÍTICA, con la formación de un GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL que, en un periodo no superior a dos años, pueda organizar el retorno libre de los exiliados, la legalización de los partidos políticos y la organización de unas elecciones generales libres, democráticas, justas y transparentes. En definitiva, un verdadero Gobierno de Transición.

Para ello pido al Presidente de la República y a los dirigentes del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, que hagan uso de su espíritu patriótico para facilitar dicha transición, una transición sin revanchismos ni ajustes de cuentas, que posibilite la reconciliación de todos los ecuatoguineanos para que todos vivamos en libertad, paz y armonía, en una Guinea Mejor para todos.

Muchas gracias.

Compartir
Compartir