CPDS ante el Programa de Monitoreo por el Personal del Fondo Monetario Internacional

4 agosto 2018
Autor:

  Con ocasión de la grave crisis económica y financiera que atraviesan desde los 2014 y 2015, los países de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), sus máximos dirigentes decidieron, entre otras medidas para salir de esa situación, por una parte, corregir en el sentido de reducir los profundos desajustes sobre todo … Continuar leyendo “CPDS ante el Programa de Monitoreo por el Personal del Fondo Monetario Internacional”

 

Con ocasión de la grave crisis económica y financiera que atraviesan desde los 2014 y 2015, los países de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), sus máximos dirigentes decidieron, entre otras medidas para salir de esa situación, por una parte, corregir en el sentido de reducir los profundos desajustes sobre todo de sus finanzas públicas, combinando una política presupuestaria adecuada, una política monetaria apropiada y una cooperación internacional reforzada. Por otra parte, decidieron abrir y concluir negociaciones bilaterales con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para estructurar mejor los esfuerzos de sus Estados, acompañarles hacia una salida de la crisis y ayudarles a poner en marcha las condiciones para un relanzamiento vigoroso y duradero de sus economías.

Las condiciones singulares de cómo se gestionan las finanzas públicas, el importante nivel de desorden presente en la Administración pública y la falta de transparencia en los negocios de explotación de petróleo y gas, así como de otros recursos naturales de Guinea Ecuatorial, han complicado y ampliado hasta la fecha el tiempo de negociaciones bilaterales entre el Gobierno de este país y el FMI.

Es necesaria una mínima estabilidad económica  para que el FMI acompañe y apoye con recursos financieros un programa de recuperación de los equilibrios macroeconómicos, para lo que en el caso de Guinea Ecuatorial hace falta: a) reducir los desequilibrios macroeconómicos, sobre todo el fiscal-financiero; b) establecer instituciones y procedimientos normalizados en la gestión de las finanzas públicas, y c) institucionalizar elementos y disposiciones que puedan ayudar al país a tener buena gobernanza y transparencia en la gestión pública.

Para conseguir esta mínima base económica, el Gobierno del General Obiang ha firmado el Programa de Monitoreo del Personal (PMP) del FMI. Dicho programa contiene las políticas económicas y financieras que adopta el Gobierno y cuya ejecución es verificada por el monitoreo del personal de la institución financiera internacional para, primero salir de la actual situación de crisis y, segundo, posibilitar un crecimiento fuerte y duradero que impulse el desarrollo económico-social del país.

El programa económico que el Gobierno propuso implementar entre el 1º de enero al 30 de julio del presente año, incluía también un componente de asistencia técnica. El Gobierno consideró que un PMP de siete meses con buen desempeño es complementario con un programa respaldado con asistencia financiera por el FMI, al cual el Gobierno espera tener acceso.

Son objetivos del programa económico del Gobierno adoptado y comprometido a instancias del FMI conseguir un ajuste fiscal (aumento de ingresos y/o reducción de gastos), frenar el debilitamiento del sector bancario, detener la acumulación de atrasos internos (deudas a pagar), concentrar las políticas económicas en la reducción de pobreza para proteger a grupos vulnerables de los efectos negativos del ajuste fiscal, fomentar la diversificación económica, fortalecer la gobernanza y mejorar el marco legal para la lucha contra la corrupción.

CPDS, mediante un comunicado de su Comisión Ejecutiva Nacional (CEN) del día 13 de julio pasado, manifestó su resuelto apoyo al PMP firmado entre el Gobierno y el FMI.

El Gobierno manifiesta que está trabajando con el Banco Mundial sobre un estudio de sectores sociales que orientaría el diseño de una estrategia nacional para un sector social concentrado en educación, salud y protección social. CPDS está interesado en estos trabajos, y estudia y valora la posibilidad de solicitar asociarse a los mismos.

De especial interés es el objetivo del ámbito de mejorar la gobernanza y la transparencia.  Las medidas enunciadas en el programa, orientadas a incrementar la eficacia de la política macroeconómica, dando una renovada importancia en mejorar la gobernanza e introducir medidas para aumentar la transparencia fiscal, son objeto de atención extraordinaria del Partido.

En este ámbito, en el punto referido a gobernanza y corrupción, se constata con satisfacción que el Gobierno ha ratificado, por adhesión el 30 de mayo pasado, la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción (doc. A/58/422); siendo ya Guinea Ecuatorial Estado parte de la misma, el Gobierno está obligado a implementarla para luchar contra la corrupción, para librar al país de este monstruo de muchas cabezas, para decapitar la hidra, en palabras de Alistair Thomson, del FMI.

En el punto referido a gestión financiera pública, la implementación de todas la medidas que permitan mejor y preciso conocimiento del régimen fiscal vigente en el sector petrolero, en cuanto a ingresos fiscales, su arribo a las arcas del Estado y su reflejo en el Presupuesto del Estado; así mismo en cuanto a gastos fiscales, la unificación de todos los gastos de capital y corriente e incorporarlos al Presupuesto del Estado, bajo la autoridad del Ministro de Hacienda, Economía y Planificación.

Referente al punto diagnóstico y estrategia de gobernanza, CPDS presta máxima atención. El Gobierno manifiesta que va a trabajar con el FMI para preparar un estudio diagnóstico sobre la gobernanza en Guinea Ecuatorial, utilizar los resultados de este estudio para atender las deficiencias en el marco de la gobernanza, fortalecer la lucha contra la corrupción y contribuir a la preparación de una estrategia de gobernanza que, al finalizar, el Gobierno tiene previsto adoptarla y publicarla en el marco de un programa con asistencia financiera del FMI. Pues en estos trabajos de preparar un estudio diagnóstico, utilizar los resultados del mismo para atender las deficiencias detectadas y contribuir a la preparación de una estrategia de gobernanza, CPDS por responsabilidad política, también se dispone a estudiar y valorar la posibilidad de solicitar asociarse a los mismos.

De configurar una acertada estrategia política de gobernanza y adoptarla para la gestión pública, junto al efectivo cumplimiento de los aspectos estrictamente económicos y financieros del programa, dependen la estabilidad política y el desarrollo económico y social de Guinea Ecuatorial.