COMUNICADO: Primera revisión del Programa de Monitoreo por el Personal del FMI para Guinea Ecuatorial

14 julio 2018
Autor:

Con ocasión de la profunda crisis económico-financiera presente en la zona CEMAC desde 2014, los seis Jefes de Estado de la subregión, en una reunión extraordinaria en diciembre de 2016 en Yaoundé, entre otras acciones para invertir las tendencias negativas de la economía subregional, decidieron tomar medidas que combinan una política presupuestaria adecuada, una política … Continuar leyendo «COMUNICADO: Primera revisión del Programa de Monitoreo por el Personal del FMI para Guinea Ecuatorial»

Con ocasión de la profunda crisis económico-financiera presente en la zona CEMAC desde 2014, los seis Jefes de Estado de la subregión, en una reunión extraordinaria en diciembre de 2016 en Yaoundé, entre otras acciones para invertir las tendencias negativas de la economía subregional, decidieron tomar medidas que combinan una política presupuestaria adecuada, una política monetaria apropiada y una cooperación internacional reforzada.

Al efecto, decidieron concluir con el FMI negociaciones bilaterales para estructurar mejor los esfuerzos de ajuste de sus respectivos Estados, acompañarlos hacia una salida de crisis y ayudarlos a poner en marcha las condiciones de un relanzamiento vigoroso y duradero de sus economías.

En el marco del desarrollo de esas negociones bilaterales, el FMI ha proporcionado apoyo financiero encaminado a facilitar la consecución del necesario reequilibrio o reajuste macroeconómico de las economías de esos países. Hasta la fecha se han beneficiado Cameroun, Gabón, Centroáfrica y Tchad.

Están en curso negociaciones bilaterales entre nuestro Guinea Ecuatorial y el FMI. Son negociaciones muy difíciles debido, sobre todo, a la profunda divergencia existente, de salida,  entre la situación real del país y las exigencias, si acaso mínimas, del FMI para facilitar financiación a un programa de restablecimiento del necesario equilibrio macroeconómico. Se trata de una gobernanza nada bondadosa, la presencia generalizada de una corrupción que lo ahoga todo, la falta de transparencia del sector de explotación de hidrocarburos, y, sobre todo, la inapropiada y extraña gestión de las finanzas públicas en cuanto a la ordenación absoluta de pagos y el control absoluto de ingresos. Son problemas de instituciones, estructuras y procedimientos cuya explicación última está en la situación política general del país.

Con el asesoramiento del FMI, el Gobierno ha adoptado un estratégico programa macroeconómico completo, concretado en una primera parte con la firma del Programa de Monitoreo por el Personal (PMP) del FMI.  Sólo a partir de un nivel verificado de efectivo cumplimiento, se podrá tener acceso al crédito.

En este PMP, CPDS fija especial atención en las medidas, y su ejecución, orientadas a proteger la capa social más vulnerable, concentrado en la educación, salud y protección social, a la gobernanza, a la corrupción, a la transparencia  del sector de hidrocarburos y la gestión de las finanzas públicas.

Asimismo, subraya la ausencia, en el PMP, de medidas concretas de promoción e incentivación del sector privado nacional, jóvenes emprendedores, pequeñas y medianas empresas, micronegocios y las economías de base, que tendrían amplia repercusión en el elevado nivel de desempleo existente y en la mejora de conlas diciones de vida de la mayoría social.

En la declaración al término de la visita para la primera revisión a abril del Programa Monitoreado por el Personal Técnico, el FMI expresa satisfacción por la implementación del programa económico a abril, en general. Por una parte, reconoce que las perspectivas económicas a corto plazo son difíciles,  si bien el sector no petrolero ha comenzado a mostrar señales de recuperación; y, por otra parte, ante un progresivo empobrecimiento de la mayoría de la población, sigue siendo una mera declaración de intenciones “la importancia de proteger a los pobres y a la población vulnerable de cualquier efecto adverso del ajuste económico y fortalecer la protección en general.”

Convergencia Para la Democracia Social (CPDS) reconoce y aplaude los esfuerzos que realiza el FMI para una pronta salida de la crisis económico-financiera para emprender el crecimiento económico de Guinea Ecuatorial, y apoya, asimismo, el Programa Monitoreado por el Personal Técnico del FMI al Gobierno, para el buen desarrollo del país.

Malabo, 13 de julio de 2018

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL.